lunes, 19 de junio de 2017

Capitulo 18: El Ejército de Dumbledore

En el capítulo 18 de Harry Potter y la Orden del Fénix, Harry y los demás comienzan su grupo de Defensa con buen pie.

Está claro que la parte fuerte de este capítulo va a ser la primera reunión del ED, pero voy a comentar un par de cosillas primero.

Para empezar, está el tema de la aparición de Umbridge en la chimenea, un acto de lo más aterrador. Parecía que aún podían recurrir al consejo de los adultos para la tarea que van a empeñar, pero ahora están solos, y los riesgos son grandes. Dice mucho de todos que aun así quieran continuar.

Lo segundo es la comprensión de Harry de las sensaciones de Voldemort. Lo que hace poco eran leves sensaciones ahora son tenues percepciones, y pronto serán visiones completas. Quizás Dumbledore hubiera podido explicarle o tranquilizarle, pero no están en su mejor momento.

Por último tenemos a Dobby, que reaparece de nuevo para ayudar a Harry, devolviéndole a Hedwig y hablándole de un lugar en el que poder practicar, la Sala de los Menesteres. Una vez más, los elfos domésticos están más enterados que sus amos de lo que uno pensaría, y no va a ser la última vez.

La Sala de los Menesteres es un sitio muy especial. Corre el riesgo de ser un concepto conveniente para cualquier situación, pero la naturaleza de Hogwarts y el haber sido mencionada antes la hacen plausible. Nunca está muy claro cuáles son sus límites, pero sabemos lo suficiente para que funcione.

Y ahora sí, pasamos a la clase. Me he fijado sobre todo en que Harry está mucho más confiado, habla con sabiduría y toma las riendas de todo. Entre la sala que ha descubierto, su conocimiento de los objetos anti magia oscura y el mapa del merodeador, más de uno se tuvo que ir muy impresionado.

En cuanto a la clase, puede parecer raro que la gente no domine un conjuro sencillo como el de desarme, pero hay que entender que en Hogwarts hace mucho que no hay un currículum estable de la asignatura, y Harry aprendió por las circunstancias (incluso los aurores están impedidos por esto).

Harry hace bien su papel, demostrando que no sólo sabe lanzar conjuros, sino enseñar a otros y corregirles, algo que a más de un profesor le cuesta. Eso sí, a ver si deja de cortarse tanto con Cho, porque debería preocuparse por Marietta.

En todo caso, el ED empieza bien, y Harry tendrá al fin algo bueno a lo que aferrarse.

Observaciones y curiosidades:

  • Se dice que originalmente la Orden del Fénix y el Ejército de Dumbledore iban a llamarse de la otra manera, y que el libro iba a estar titulado por el grupo que monta Harry. Explicaría por qué la Orden tiene tan poco peso en la trama a pesar del nombre del libro. 
  • En la traducción se pierde un juego de palabras que, aunque poco importante,  es muy divertido. Cuando Fred y George comentan dónde les han salido granos y que les duelen al subirse a la escoba, en el original dicen que es a pain in the ass (un dolor en el culo) que, además de significar aquí exactamente eso, también quiere decir que es un fastidio, dicho malamente. De hecho, no se puede decir ass en este tipo de novela, así que Angelina los interrumpe cuando van a decir la última palabra, y la primera suya es all, muy parecida (es un recurso habitual en televisión).
  • En el original, Justin no está tapándose la cabeza con la túnica cuando termina de practicar con Luna, sino que el efecto de su conjuro se la ha volado encima y trata de quitársela. 
  • Me gustaría explicaros lo que es el umgubular slashkilter del que habla Luna, pero nadie lo sabe. Lo que sí puedo deciros es que aquí se tradujo como suumgubular porque en el original se decía como "su sumgubular", y alguien, al no entender lo que se decía, juntó las dos palabras. Al menos, así se explica que es algo que supuestamente tiene Fudge. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario