lunes, 29 de febrero de 2016

Capítulo 13: Gryffindor contra Ravenclaw

En el capítulo 13 de El prisionero de Azkaban, las cosas empiezan a ir mejorar un poco con el partido contra Ravenclaw, pero por supuesto a estas alturas ya sabemos que no va a durar.

La brecha entre Ron y Hermione sólo se ha hecho más profunda debido a la aparente muerte de Scabbers, al parecer por causa de Crookshanks, y al contrario que el tema de la Saeta de Fuego, las causas de esta discusión no van a ser tan fáciles de resolver.

Ron y Hermione tienen su parte de razón: mayormente Ron está en lo cierto al señalar que Hermione no ha hecho el más mínimo esfuerzo por entrenar o castigar a Crookshanks cuando ha intentado atacar a Scabbers, que las pruebas parecen apuntar a que Crookshanks se ha comido a la rata (no es cierto, pero las pruebas son sólidas) y que no parece lamentar en lo más mínimo la aparente muerte de Scabbers.

Por su parte, Hermione no se equivoca al señalar que las pruebas no son concluyentes, y ella está demasiado ocupada como para estar pendiente todo el rato de lo que hace su gato (aunque sabiendo lo que se le venía encima con su horario, fue una irresponsabilidad comprarse una mascota). Hermione está bajo mucho estrés ahora mismo y eso le está haciendo mucho daño, va a acabar explotándole en la cara. Si bien creo que Ron tiene razón, él y Harry deberían ser más comprensivos con Hermione. Todo llegará.

Mientras tanto, Harry se prepara para el esperado partido contra Ravenclaw, en el que se juegan poder optar a la copa de quidditch. La presencia de la Saeta de Fuego trae ánimos al equipo y a la afición y desde luego le da gran ventaja a Gryffindor durante el partido, aunque al final es la habilidad de Harry la que le permite obtener la snitch y ganar el partido, y eso que estaba distraído por sus inexplicables sensaciones hacia Cho Chang XD.

Tras la victoria del partido todo es alegría y alboroto (excepto por Hermione, tristemente), y por supuesto tenía que estropearse; esa misma noche Sirius entra en el dormitorio de los chicos gracias a las contraseñas que Neville escribió y que Crookshanks robó, y trata de matar a Peter mientras todos duermen, pero despierta a Ron, que evidentemente se lleva un susto de muerte, y Sirius tiene que huir.

Las consecuencias de este ataque van a ser severas para Harry y Ron, como veremos en el próximo capítulo, y Neville tampoco va a salir impune de esta, lamentablemente. Si bien las intenciones de Sirius son buenas (o al menos comprensibles), sus actos no están haciendo mucho favor a aquellos a los que quiere proteger. Veremos qué pasa.

Esta semana entramos en marzo, así que toca texto de Pottermore. Esta vez voy a hacer dos cortitos, uno sobre la Saeta de Fuego y otro sobre la relación entre los dementores y el chocolate. ¡Nos vemos!

Observaciones y curiosidades:
  • Cuando Ron recuerda la vez que Scabbers mordió a Goyle en el dedo, en el original dice que lo hizo por ellos. Casi es mejor no saber lo que estaría pensando Peter cuando hizo eso.
  • En el original, Percy llama a su novia Penny (aunque se refiere a ella como Penélope cuando habla con otros).
  • Lo que le responde Harry a Malfoy cuando se burla de él en el original es que es una pena que no se pueda acoplar un tercer brazo que le atrape la snitch por él.
  • Las normas del quidditch permiten llevar la varita durante los partidos (la norma se instauró debido a la constante amenaza de ser descubiertos por los muggles en siglos pasados, y se ha mantenido), pero está prohibido usar conjuros contra los otros jugadores, el árbitro o el público, a menos que sea en defensa propia. 
  • El hecho de que a Harry le salga mejor el patronus en el partido que en las prácticas se debe a que no había dementores cerca, con lo cual es más sencillo conseguir una forma corpórea. Cuando Harry les enseña el conjuro a sus compañeros del Ejército de Dumbledore les explica esto. No está muy claro si tenía forma de ciervo cuando lo usa aquí, pero Dumbledore afirmó después que tenía una forma inusual.
  • El sueño de Harry al final del capítulo resulta interesante; como he dicho antes, puede que haya sido la primera vez que haya usado su patronus con forma de ciervo y el sueño parece reflejar eso, pero la situación es muy similar a lo que ocurrirá con la cierva plateada (el patronus de Snape) en Las Reliquias de la Muerte.
  • En el original, McGonagall no pregunta quién ha sido tan tonto de escribir las contraseñas y perderlas, sino quién ha sido tan tonto de escribirlas y dejarlas por ahí. Es un poco más ajustado a la realidad.

lunes, 22 de febrero de 2016

Capítulo 12: El patronus

En el capítulo 12 de El prisionero de Azkaban Harry se enfrenta a sus demonios mientras Ron y Hermione están a matar y las cosas no terminan de mejorar.

Debido al fiasco de la Saeta de Fuego, Harry y Ron están bastante enfadados con Hermione; como de costumbre, Harry trata de mantenerse en una postura intermedia entre sus dos amigos, ya que mientras que Ron se niega a hablar con ella por considerar imperdonable lo que ha hecho y Hermione se niega a hablar con ellos por enfadarse de que ella haya hecho lo correcto, Harry reconoce que Hermione tenía buenas intenciones, pero le cuesta reconocerlo abiertamente y su enfado le puede a veces. Uno se pregunta si Ron y Hermione podrían sobrevivir mucho tiempo juntos sin Harry cerca para equilibrarlos.

Una vez reiniciadas las clases, Harry se apresura a hablar con Lupin para empezar las clases particulares de defensa contra los dementores, pues se acerca el partido contra Ravenclaw y hay mucha presión sobre él, más aún con la posibilidad de no poder usar la Saeta de Fuego en el partido. Por suerte, Lupin acepta y comienza a enseñarle a Harry uno de los conjuros más característicos de la saga: el encantamiento patronus.

El patronus representa la mejor forma de combatir a la depresión, el tema fundamental de este libro: recordar tus momentos más felices y usarlos como arma contra los embates de la oscuridad. No es cosa fácil, muchas veces tus recuerdos más infelices parecen ser los más poderosos, y, como en muchas otras cosas, no existe un método igual para todo el mundo; cada uno debe usar lo que ya tiene en su interior para luchar contra sus demonios.

Si ya es difícil para Harry mantener firmes sus (pocos) recuerdos felices frente a su miedo a los dementores, no le ayuda nada su deseo secreto de seguir escuchando las voces de sus padres antes de morir, cuyo recuerdo se hace más nítido con cada ataque de dementor. Es bastante morboso que la única forma de oír las voces de sus padres sea recordar los momentos antes de su muerte, pero al final es lo único medio tangible que le queda de ellos, y al enfrentar de cara la idea de que están muertos y que él tiene que seguir con su vida consigue dar un paso muy grande.

Después de un mes de prácticas, Harry ya ha conseguido mantener un patronus estable aunque informe, una gran proeza para su edad, aunque a él le gustaría conseguir más, pues aún le cuesta un montón mantenerlo. Tras una reveladora conversación con Lupin, Harry se topa con McGonagall, que ya ha terminado las comprobaciones en la Saeta de Fuego y ha determinado que todo está bien en ella, así que se la devuelve, y justo a tiempo, pues el partido contra Ravenclaw está a la vuelta de la esquina.

Todo va demasiado bien, así que por supuesto, cuando Harry y Ron (más Harry que Ron) intentan una reconciliación con Hermione, resulta que aparentemente Crookshanks se ha zampado finalmente a Scabbers, y después de todas las advertencias de Ron sobre su gato, Hermione lo tiene crudo esta vez para que Ron le perdone.

Observaciones y curiosidades:
  • Las salamandras mágicas, al contrario que las reales, habitan en el fuego y no duran demasiado tiempo fuera de él; en la Antigüedad se creía que las salamandras eran seres ignífugos y que su presencia podía incluso extinguir las llamas. Estas creencias se deben a que las salamandras gustan de hibernar en el tipo de troncos huecos que se usan para las chimeneas, y poseen unas secreciones que les permiten sobrevivir unos momentos en caso de que el tronco en el que están hibernando se prenda fuego, con el resultado de que los animalitos salían disparados de las chimeneas cuando se prendía el tronco en el que estaban durmiendo.
  • La profesora Trelawney comete en este capítulo el error común de atribuir la longitud de la línea de la vida (aquella que hace una curva alrededor de la base del pulgar) a la esperanza de vida. En realidad, la línea de la vida da una idea general acerca de la vitalidad y calidad de vida del sujeto. 
  • El conjuro expecto patrunum viene de las palabras latinas expecto, la forma de futuro del verbo "esperar", y patronus, que significa "guardián".
  • Neville no perdió las contraseñas que tenía apuntadas, sino que Crookshanks se las cogió de la mesita de noche para dárselas a Sirius y que éste pudiera entrar en la sala común de Gryffindor. Posiblemente el momento del robo fuera el mismo en el que Peter decidió hacerse el muerto otra vez y cuando Crookshanks dejó los pelos en el dormitorio.
  • La contraseña "Rompetechos" de la sala común es una invención de la traducción; en el original la contraseña es "Oddsbodikins", que no significa nada.
  • En el original, cuando Harry entra en la sala común con la Saeta de Fuego, se menciona que Hermione está haciendo todo lo posible por no mirar hacia Harry y Ron.

lunes, 15 de febrero de 2016

Capítulo 11: La Saeta de Fuego

En el undécimo capítulo de Harry Potter y el prisionero de Azkaban, Harry está tan enfadado con Sirius Black como para cometer una locura, pero por suerte o por desgracia se ve distraído por las circunstancias.

Como era de esperar, tras escuchar la conversación en Las Tres Escobas Harry está furioso y confuso, tanto por el hecho de que sus padres fueran traicionados por un amigo íntimo (creo que hasta le hace recelar de sus propios amigos, más con los eventos de este capítulo) como porque los adultos de su vida le  han estado ocultando esta verdad. No se hace mucho hincapié en esto ahora mismo, pero en La Orden del Fénix buena parte de los conflictos se deberán a la insistencia de los adultos en ocultar a Harry cosas que él cree que debería saber, con consecuencias fatales cuando se entera por accidente; la situación actual parece anticipar todo aquello.

Ron y Hermione tratan de quitarle de la cabeza a Harry las ideas de venganza, pero como suele decirse, un clavo saca otro clavo, y la desgracia de Harry queda a un lado debido a la desgracia de Hagrid, que ha recibido el fallo acerca del incidente con Malfoy; si bien no se considera a Hagrid culpable de lo sucedido, se ha decidido juzgar si ejecutar a Buckbeak, con lo que el guardabosques queda desolado.

Dejando a un lado sus problemas, Harry, Ron y Hermione se dedican a ayudar a Hagrid a preparar la vista mientras se va acercando la Navidad, este año más solitaria que nunca porque casi todos los alumnos y profesores se han ido a sus casas, cosa bastante lógica dadas las circunstancias.

La dedicación de Harry a su amigo no dura mucho, porque llega la Navidad y él y Ron se distraen con los regalos, especialmente con uno: una Saeta de Fuego, completamente nueva y sin ningún remitente. En principio esto no es un problema, no es la primera vez que Harry recibe un regalo así (hasta Ron referencia la capa invisible), pero Hermione sospecha enseguida que puede ser un intento de asesinato por parte de Sirius Black.

Como siempre, las intenciones de Hermione son buenas, pero su ejecución deja que desear. Está claro que tiene sospechas desde el principio, pero en lugar de declararlas abiertamente sin más, hace vagas alusiones a que la Saeta de Fuego es un regalo sospechoso, que Harry y Ron, extasiados con la escoba, no toman en cuenta.

Tras una divertida cena de Navidad con la confrontación McGonagall-Trelawney (es raro ver a McGonagall tan sarcástica y me encanta), Hermione acude a la profesora para contarle lo de la escoba, provocando que esta se la confisque a Harry por su seguridad hasta que la hayan investigado.

A ver, yo no digo que sea una mala acción, es evidente que la Saeta de Fuego es un regalo sospechoso y es necesario investigar si es segura antes de arriesgarse a una tragedia; pero ¿le hubiera costado mucho a Hermione hablar con Harry primero?

"Oye, Harry, creo que es probable que Sirius Black te haya enviado la Saeta de Fuego en un intento de acabar contigo. Antes de probarla deberíamos asegurarnos de que no tiene ningún problema". Con eso hubiera bastado, y si Harry no cede después de eso la culpa será enteramente de él, pero Hermione tiene la manía de pensar que tiene que tomar ella las decisiones, como con el tema de Crookshanks, y eso genera problemas. Aún tiene que aprender mucho sobre relaciones sociales...

Observaciones y curiosidades:
  • El dedo de Peter que encontraron tras su supuesta muerte a manos de Sirius se lo cortó él mismo para poder vender la versión de su muerte; en su forma de Scabbers también le falta ese dedo, y esa es la razón de que Sirius esté convencido de que Scabbers es Peter (más allá de que sabe cómo es su forma de rata).
  • Aquí, en España, puede parecer un poco raro que Harry, Ron y Hermione busquen casos antiguos para ayudar a Hagrid, pero esto es porque en Gran Bretaña los juicios ya resueltos se consideran un precedente y se pueden usar como pruebas en juicios futuros; aquí no se contempla tal situación.
  • La mantícora es un peligroso animal mágico originario de Grecia (y procedente de la mitología griega), imposible de dominar salvo para magos muy experimentados. 
  • En el original, Harry no dice que no vea a Lupin haciendo un regalo como la Saeta de Fuego, sino que no cree que se lo pueda permitir.
  • Una vez más, parece que el chivatoscopio está reaccionando ante Scabbers; me parece probable que lleve todo el curso reaccionando pero no lo hayan oído por estar dentro del baúl de Harry.
  • Cuando al salir del Gran Comedor Hermione dice que va a hablar con la profesora McGonagall, en el original Ron no dice que seguramente quiera que les dé más clases, sino que seguramente querrá preguntarle si ella puede ir a más clases de las que ya va. 

lunes, 8 de febrero de 2016

Capítulo 10: El mapa del merodeador

El mapa del merodeador, de mi colección personal.
                       
En el décimo capítulo de El prisionero de Azkaban, Harry decide que va siendo hora de tomar la iniciativa con la ayuda de sus amigos, y gracias a eso descubre el "verdadero" pasado de Sirius Black.

Tras el desastroso partido contra Hufflepuff, Harry pasa su tiempo en la enfermería rumiando los últimos acontecimientos, especialmente las forma en que le afectan los dementores más que a los demás. Ya se ha dado cuenta de que las veces que le han atacado ha oído lo que parecen ser las últimas palabras de su madre antes de ser asesinada, pero no sabe por qué, si bien no quita que le afecte mucho, como es de esperar.

Gracias a Lupin, que ha vuelto de su convalecencia, recibe la respuesta a ese porqué: un efecto secundario de la habilidad de los dementores de arrebatar la felicidad a sus víctimas es hacerles rememorar a la fuerza sus peores recuerdos, aquellos que le trajeron mayor desesperación en el pasado; dado que Harry vio morir a sus padres de niño, lo recuerde conscientemente o no, los dementores lo traen a la luz, de ahí que su presencia le cause más daño que a los demás, que no han tenido experiencias similares (cabe preguntarse si Neville estuvo presente cuando atacaron a sus padres. Dado que no parece que los dementores le afecten tanto, probablemente no.). Existe otra posibilidad, que abordo en las curiosidades.

Sin saberlo, Harry le está confiando los últimos momentos de sus padres a quien fue uno de sus mejores amigos, y está claro que Lupin guarda dentro de sí muchos conflictos al respecto. Al final, Harry le pide al profesor que le ayude a poder defenderse de los dementores para así no tener que vivir con el miedo de su presencia, demostrando el valor que le caracteriza.

Está claro que Harry está cansado de que las cosas le sucedan sin hacer él nada, y por eso acepta sin muchas pegas el gran regalo que le hacen Fred y George: el mapa del merodeador, un estupendo mapa de Hogwarts que, además de permitirte guiarte por sus pasillos y pasadizos (algunos de los cuales salen de Hogwarts), incluye las posiciones de todos aquellos que se encuentran en él.

Usándolo, Harry se escabulle hasta Hogsmeade para reunirse con Ron y Hermione, y a pesar de las reticencias de esta última, los tres se van a tomar algo a Las Tres Escobas, donde por casualidad escuchan una conversación entre Fudge, McGonagall, Flitwick, Hagrid y Rosmerta sobre Sirius Black, que revela mucha información útil, si bien dolorosa para Harry.

Hasta el momento los padres de Harry habían sido meros instrumentos de la historia, cuya muerte había iniciado la trama; ahora descubrimos que James, el padre de Harry, era el mejor amigo de Sirius Black cuando estudiaba en Hogwarts, y que ambos eran inseparables, con Black llegando a ser incluso el padrino de Harry, conectando a ambos de una forma inesperada.

Lo que hasta el momento era una historia de venganza unilateral se convierte en una bilateral, pues resultó que Black, que tenía en sus manos las vidas de James, Lily y Harry, les vendió a Voldemort para poder formar parte de su círculo más próximo (o no), y después de matar a su otro amigo Peter cuando este intentó detenerle (o no) fue encarcelado, y ahora va a por Harry para vengarse por todo ello.

La reacción de Harry queda en suspenso en este capítulo, pero está claro que no se lo va a tomar bien; no sólo tiene que sufrir el acoso del hombre que traicionó a sus padres, causándoles la muerte, y que ahora quiere matarlo a él, sino que todos los que lo sabían, gente importante en su vida y a la que respeta, se negaron a decírselo. Veremos cómo lo afronta.

Observaciones y curiosidades:
  •  El hinkypunk es una criatura del folklore inglés.
  • Cuando Lupin mencionó que plantaron el sauce boxeador cuando él estudiaba en Hogwarts, se dejó el dato crucial de que lo plantaron porque él iba a estudiar en Hogwarts, para que custodiara el pasadizo por el que Lupin iba a la Cabaña de los Gritos para sus transformaciones. Fred y George también lo mencionan cuando hablan de los pasadizos que salen de la escuela, creyendo que no se puede usar el pasadizo porque lo bloquea el sauce.
  • Existe la teoría de que el fragmento de alma de Voldemort también afecta a Harry respecto a los dementores, puesto que la noche en que asesinó a Lily y James también es uno de los peores recuerdos de Voldemort, quizás el que más, y le afecta tanto por combinar ambas almas con el mismo recuerdo.
  • En el universo de Harry Potter las hadas no son inteligentes como en otros mitos, sino que se consideran simples animales que los magos atrapan para que sirvan de decoración, como hace en este capítulo Flitwick.
  • En el original, cuando Fred y George recuerdan el momento en que tiraron una bomba fétida en el pasillo en primero, dicen que Filch se enfadó con ellos "por alguna razón". No es una omisión muy importante, pero me ha hecho mucha gracia.
  • En el original, el tarro de cucarachas que Ron propone regalar a Harry es más bien un cucurucho de cucarachas, como será la contraseña en el despacho de Dumbledore en el siguiente año. 
  • El espía que le chivó a Dumbledore que Voldemort iba a atacar a los Potter no fue otro que Snape, en un intento de proteger a Lily. Teniendo en cuenta que Voldemort fue a por ellos por un chivatazo de Snape, es lo mínimo que podía hacer.
  • Luego resultó que Sirius, a espaldas de Dumbledore, Lupin y los demás, le propuso a James que hiciera a Peter su guardián para engañar a Voldemort, que si buscaba al guardián secreto iría primero hacia Sirius; obviamente le salió el tiro por la culata.

viernes, 5 de febrero de 2016

Escuelas de magia del mundo


El último texto de Rowling en Pottermore se refiere a las escuelas de magia que existen en el mundo además de Hogwarts, de las que obtenemos muy poca información en las novelas. Aún no están todas, así que iré actualizando este post según vayan saliendo más. ¡A disfrutar del texto!

"El número de países con su propia escuela de magia es minúsculo comparado con aquellos que no tienen ninguna escuela. Esto es porque la población mágica de la mayoría de países prefiere la opción de educar en casa. Ocasionalmente, también se debe a que la comunidad mágica de un país es pequeña o está muy dispersa, y los cursos por correspondencia terminan siendo un recurso más efectivo para educar a los jóvenes.

Existen once antiguas y prestigiosas escuelas de magia repartidas por el mundo, todas ellas registradas en la Confederación Internacional de Magos. A lo largo de la historia han ido y viniendo instituciones más pequeñas y menos reguladas, que son difíciles de rastrear, y raramente están registradas en el Ministerio apropiado (en cuyo caso, no puedo responder del tipo de educación que podrían dar). Cualquiera que desee saber si hay una escuela mágica aprobada en su región debería dirigir una petición formal vía lechuza a la Oficina de Educación de la Confederación Internacional de Magos.

La localización precisa de cada una de las siguientes escuelas es un secreto ferozmente guardado. Las escuelas no sólo temen la persecución muggle, ya que es un hecho triste que en varios momentos de sus largas historias estas instituciones se han visto sacudidas por los efectos de las guerras de los magos*1*, y por la atención hostil de las comunidades mágicas tanto extranjeras como domésticas (no sólo en Gran Bretaña donde la educación de la juventud mágica se han visto sujeta a la interferencia o presión de su ministerio*2*). Como regla general, las escuelas mágicas tienden a estar situadas en áreas montañosas y rodeadas de tierra (aunque hay excepciones notables, como se verá), ya que tales regiones son difíciles de acceder para los muggles, y más fáciles de defender contra los magos tenebrosos."

Mahoutokoro




"Esta antigua escuela japonesa tiene el cuerpo estudiantil más reducido de las once grandes escuelas mágicas, y acoge estudiantes a partir de los siete años (aunque no los internan hasta los once). Hasta que llegan a esa edad, a los estudiantes se los recoge de sus casas y los vuelven a llevar todos los días a la espalda de una bandada de petreles gigantes. El ornamentado y exquisito palacio de Mahoutokoro está hecho de jade de grasa de cordero, y se levanta sobre el punto más alto de la deshabitada (o eso creen los muggles) isla volcánica de Minami Iwo Jima.

Cuando comienzan en la escuela, a los estudiantes se les regala una túnica encantada, que crece en talla según lo hace el estudiante, y que va cambiando de color gradualmente según se incrementa el aprendizaje de su portador, comenzando con un tenue color rosa y terminando (si se consiguen las mejores notas en todas las asignaturas) con un color dorado. Si la túnica se vuelve blanca, es una indicación de que el estudiante ha traicionado el código de magia japonés y ha adoptado prácticas ilegales (lo que en Europa llamamos artes oscuras), o ha roto el Estatuto Internacional del Secreto. "Volverse blanco" es una terrible desgracia, que resulta en la expulsión instantánea de la escuela y en un juicio ante el Ministerio de Magia japonés. La reputación de Mahoutokoro no sólo reside en su impresionante éxito académico, sino también en su sobresaliente reputación en el quidditch, que según dice la leyenda, fue introducido en Japón hace siglos por un grupo de temerarios estudiantes de Hogwarts que se desviaron del rumbo durante un intento de circunnavegar el globo en escobas totalmente inapropiadas para tal empresa. Rescatados por un grupo de profesores de Mahoutokoro que estaban observando los movimientos de los planetas, se quedaron como invitados el tiempo suficiente para enseñar a sus contrapartes japoneses las bases del juego, una acción de la que se llegaron a arrepentirse en vida. Todos los miembros de la selección nacional japonesa de quidditch y los actuales ganadores de la Liga de Campeones (los Toyohashi Tengu) atribuyen su destreza al duro entrenamiento que reciben en Mahoutokoro, donde practican sobre un mar a veces turbulento y en condiciones tormentosas, forzados a estar atentos no sólo a las bludgers, sino también a los aviones de la base aérea muggle que hay en una isla vecina."

Uagadou




Aunque en África existen algunas escuelas mágicas más pequeñas (para consejos sobre su localización, véase el párrafo introductorio), sólo hay una que haya aguantado la prueba del tiempo (al menos mil años) y haya alcanzado una reputación internacional envidiable: Uagadou. La más amplia de todas las escuelas mágicas, esta escuela acoge a estudiantes de todo el enorme continente. La única dirección que hay de la escuela es "Montañas de la luna"; los visitantes hablan de un espectacular edificio tallado en la ladera de una montaña y envuelto en la niebla, tanto que a veces parece simplemente estar flotando en el aire. Buena parte de la magia (algunos dirían que toda) se originó en África, y los graduados de Uagadou están especialmente versados en Astronomía, Alquimia y Autotransfiguración*3*.

La varita es una invención europea, y mientras que las brujas y los magos africanos la han adoptado como una herramienta útil en el último siglo, aún ejecutan muchos conjuros simplemente apuntando con el dedo o realizando gestos. Esto les da a los estudiantes de Uagadou una férrea línea de defensa cuando les acusan de romper el Estatuto Internacional del Secreto ("yo sólo estaba agitando las manos, nunca quise que se le cayera la barbilla"). En un reciente Simposio Internacional de Animagos, el equipo de la escuela Uagadou atrajo mucha atención cuando su exhibición de transformación sincronizada por poco causa un disturbio. Muchas brujas y magos más experimentados se sintieron amenazados por niños de catorce años que podían transformarse a voluntad en elefantes y guepardos, y Adrian Tutley (forma de animago: jerbo) presentó una queja formal ante la Confederación Internacional de Magos. La larga lista de celebrados exestudiantes de Uagadou incluye a Babajide Akignbadem, que sucedió a Albus Dumbledore como Jefe Supremo de la Confederación Internacional de Magos.

Los estudiantes reciben la notificación de que han sido aceptados en Uagadou de los Mensajeros del Sueño, enviados por el director en curso. El Mensajero del Sueño se aparece a los niños mientras duermen y les dejan un símbolo, normalmente una piedra grabada, que el niño encuentra en su mano al despertarse. Ninguna otra escuela emplea este método de selección de pupilos." 

Castelobruxo




"La escuela de magia brasileña, que acoge estudiantes de toda Sudamérica, se puede encontrar oculta en las profundidades del bosque tropical. El fabuloso castillo parece ser unas ruinas para los pocos ojos muggles que han llegado a verlo (comparte este truco con Hogwarts; hay opiniones diversas sobre quién le copió la idea a quién). Castelobruxo es un imponente edificio de forma cuadrada, a menudo comparado con un templo. Tanto los edificios como sus terrenos están protegidos por los caipora, unos seres espirituales pequeños y peludos que son extraordinariamente traviesos y taimados, y que emergen bajo el abrigo de la noche para vigilar a los estudiantes y a las criaturas que viven en el bosque. Una vez se oyó reírse con efusividad a la entonces directora de Castelobruxo Benedita Doruado, en una visita de intercambio a Hogwarts, cuando el director Armando Dippet se quejó de Peeves el poltergeist, y no aceptó su propuesta de enviarle algunos caipora al Bosque Prohibido "para enseñarle lo que son problemas de verdad".

Los estudiantes de Castelobruxo llevan túnicas de color verde brillante y están especialmente avezados en Herbología y Magizoología; la escuela ofrece unos programas de intercambio muy populares para quien desee estudiar la flora y fauna mágica de Sudamérica (fue uno de estos viajes el que los padres de Bill Weasley no se podían permitir, causando que su decepcionado amigo de Castelobruxo le enviara algo asqueroso en el correo)*4*. Castelobruxo ha dado varios exestudiantes famosos, incluyendo uno de los elaboradores de pociones más famosos del mundo, Libatius Borage (autor de, entre otros trabajos, Elaboración de pociones avanzadas *5*, Antivenenos Asiáticos y ¡Hazte una fiesta en una botella!), y Joao Coelho, capitán del mundialmente famoso equipo de quidditch los Picotijeras de Tarapoto."

Academia de magia Beauxbatons
  

"Se cree que se sitúa en algún lugar de los Pirineos, y sus visitantes hablan de un castillo de tal belleza que deja sin aliento, rodeado de jardines formales y pastos creados mediante magia en el paisaje montañoso. La academia Beuxbatons tiene preponderancia de alumnos franceses, aunque también asisten a ella en gran número magos españoles, portugueses, holandeses, luxemburgueses y belgas (tanto Beauxbatons como Durmstrang tienen un número de estudiantes mayor que Hogwarts). Se dice que el asombroso castillo y los terrenos de esta prestigiosa escuela fueron fundados en parte por oro de alquimista, pues Nicolás y Perenela Flamel se conocieron en Beauxbatons en su juventud, y en el centro del patio de la escuela se levanta una magnífica fuente con su nombre, cuya agua se cree que posee propiedades curativas y embellecedoras.

Beauxbatons siempre ha disfrutado de una relación cordial con Hogwarts, aunque ambas escuelas poseen una sana rivalidad en competiciones como el Torneo de los Tres Magos, en el cual Beauxbatons posee sesenta y dos victorias contra las sesenta y tres de Hogwarts.

Aparte de los Flamel, otros famosos exestudiantes de Beauxbatons son: Vincent Duc de Trefle-Picques, que escapó al Terror*6* usando un encantamiento de ocultación en su cuello y pretendiendo que ya se lo habían cortado; Luc Millefeuille, el infame pastelero y envenenador de muggles, y Fleur Delacour, que luchó en la mundialmente conocida Batalla de Hogwarts y fue recompensada con medallas al valor por los Ministerios de Magia francés y británico. Su directora Olympe Maxime es (a pesar de sus protestas de lo contrario) una semigiganta; es brillante, elegante e indudablemente impresionante."

Instituto Durmstrang



"Durmstrang una vez tuvo la reputación más oscura de entre las once escuelas de magos, aunque tal reputación nunca tuvo merecimiento del todo. Es cierto que Durmstrang, que ha dado muchas brujas y magos realmente grandes, ha caído en dos ocasiones durante su historia bajo la dirección de magos de alianza dudosa o intenciones perversas, y que tiene un expupilo infame.

El primero de estos hombres infelices, Harfang Munter, tomó la escuela tras la misteriosa muerte de su fundadora, la la gran bruja búlgara Nérida Vulchanova. Munter estableció la reputación de Durmstrang por los duelos y todas las formas de magia marcial, que continúan siendo una impresionante parte de su curriculum aún hoy. El segundo periodo oscuro en la historia de Durmstrang vino con la dirección de Igor Karkaroff, un exmortífago que huyó de su puesto al retorno del exilio de Lord Voldemort, temiendo un castigo. Karkaroff era un hombre egoísta y sin principios que fomentó una cultura de miedo e intimidación entre los estudiantes, y muchos padres sacaron a sus hijos de Durmstrang durante su cargo.

El expupilo que ha causado más daño que ningún otro a la reputación de Durmstrang es Gellert Grindelwald, uno de los magos más peligrosos del siglo XX. Sin embargo, en años recientes Durmstrang ha pasado por una especie de renacimiento, y ha dado celebridades internacionales tales como el jugador internacional de quidditch Viktor Krum.

Aunque se cree que se sitúa en la punta norte de Europa, Durmstrang es una de las escuelas más reticentes a la hora de revelar su paradero, así que nadie puede estar seguro del todo. Los visitantes, que deben someterse a encantamientos desmemorizantes para borrar su conocimiento de cómo llegaron allí, hablan de vastos y enormes terrenos con muchas vistas sorprendentes, sin que la que menos sea el enorme, oscuro y espectral barco que está anclado en un lago de montaña detrás de la escuela, y desde el que los estudiantes se lanzan a bucear en verano."

*1* La batalla de Hogwarts de Las Reliquias de la Muerte es un triste ejemplo de esta declaración.

*2* Esto se refiere a la intervención del Ministerio en Hogwarts de La Orden del Fénix, y todo lo referente a Umbridge.

*3* Esto es, la conversión en animago.

*4* Según El cáliz de fuego, lo que le envió el chico de Castelobruxo a Bill fue un sombrero maldito que le dejó las orejas como hojas mustias.

*5* Elaboración de pociones avanzadas es el manual que usan los estudiantes de Pociones de sexto y séptimo, y el famoso libro del Príncipe Mestizo es un ejemplar de este manual.

*6* Más conocido como la Revolución Francesa.

jueves, 4 de febrero de 2016

Longitud y flexibilidad de las varitas

El último texto referente a las varitas trata sobre sus características físicas: su longitud, peso, dureza, etc., y cómo influyen en la combinación entre un mago y su varita. Para evitar confusiones y aclararse con las medidas de Pottermore, he incluido tanto las medidas originales en pulgadas como la equivalencia aproximada en centímetros:

"Las siguientes notas sobre longitud y flexibilidad de varitas están sacadas de notas sobre el tema del señor Garrick Ollivander, fabricante de varitas.

"Muchos fabricantes de varitas simplemente corresponden la longitud de la varita a la del mago que la va a usar, pero esta es una medida cruda, y falla al no tener en cuenta muchas otras consideraciones importantes. En mi experiencia, a los magos más altos les pueden ir mejor varitas más largas, pero éstas tienden a verse atraídas hacia personalidades más grandiosas, y hacia aquellos con un estilo de magia más espacioso y dramático. Las varitas más pulcras favorecen un uso de la magia más elegante y refinado. Sin embargo, no hay ningún aspecto de la composición de varitas que deba considerarse de forma aislada a los otros, y el tipo de madera, el núcleo o la flexibilidad pueden contrarrestar o aumentar los atributos que da la longitud de la varita.

La mayoría de las varitas suelen tener entre 22 y 35 centímetros (9 a 14 pulgadas). Mientras que he vendido varitas extremadamente cortas ( de 20 centímetros (8 pulgadas) y menos) y varitas muy largas (de más de 38 centímetros (15 pulgadas)), éstas son excepcionalmente raras de ver. En este último caso, es una peculiaridad física la que exige la longitud excesiva de la varita. Sin embargo, las varitas anormalmente cortas suelen seleccionar a aquellos cuyo carácter está incompleto en algún sentido, no porque sean físicamente bajitos (muchos magos y brujas bajitos han sido seleccionados por varitas más largas).

La flexibilidad o rigidez denota el grado de adaptabilidad y disposición al cambio que posean la pareja varita-dueño, aunque, una vez más, este factor no ha de considerarse por separado a la madera de varita, su núcleo y su longitud, ni a la experiencia vital y estilo de magia de su dueño, pues todo lo cual se combina para hacer única a la varita en cuestión.""

miércoles, 3 de febrero de 2016

Núcleos de las varitas

Este texto refiere los distintos tipos de núcleo que Ollivander usaba para elaborar varitas, así como sus características y propiedades. Al contrario que con los materiales, no voy a mantener los nombres ingleses, porque creo que sabréis reconocer cada material sin problema. El texto dice así:

"La siguiente descripción de los poderes y propiedades de los tres tipos principales de núcleos de varitas usados por el señor Garrick Ollivander están tomados de sus propias notas.

"Al principio de mi carrera, mientras veía a mi padre fabricante de varitas luchando con materiales para el núcleo de la varita de baja calidad como el pelo de kelpie, concebí la ambición de descubrir los mejores núcleos y trabajar solamente con ellos cuando llegara mi hora de tomar el negocio familiar. Y eso he hecho. Tras muchos experimentos e investigaciones, he concluido que sólo tres sustancias producen varitas de la calidad a la que yo estoy contento de dar el ilustre nombre de Ollivander: pelo de unicornio, nervios de corazón de dragón y pluma de fénix. Cada uno de estos costosos y raros materiales tiene sus propias características distintivas. Las líneas siguientes representan un breve sumario de cada uno de los tres núcleos supremos. Los lectores deberían tener en cuenta que cada varita es el compuesto de su madera, su núcleo y la experiencia y naturaleza de su dueño; las tendencias de cada ingrediente pueden equilibrarse o superponerse a las de otro, así que esta es sólo una visión muy general de un tema inmensamente complejo.

Unicornio

El pelo de unicornio generalmente produce la magia más consistente, y es la menos susceptible a fluctuaciones y bloqueos. Las varitas con núcleos de unicornio generalmente son las más difíciles de llevar a las artes oscuras. Son las más fieles de las varitas, y normalmente permanecen fuertemente unidas a su primer dueño, sin importarle si es o no una bruja o mago exitoso.

Son desventajas menores del pelo de unicornio que no crean las varitas más poderosas (aunque la madera de la varita pueden compensarlo) y que son susceptibles a la melancolía si se las maneja de forma seriamente errónea, lo que significa que el pelo puede "morir" y necesite ser reemplazado.

Dragón

Como regla, los nervios de corazón de dragón producen las varitas de mayor poder, y con la capacidad para realizar los hechizos más extravagantes. Las varitas de dragón tienden a aprender con más rapidez que los otros tipos. Mientras que pueden cambiar de alianza si alguien las gana a su dueño original, siempre formarán fuertes lazos con el dueño que tengan en cada momento.

Las varitas de dragón tienden a ser las más fáciles de llevar a las artes oscuras, aunque no se inclinará por ese camino por sí misma. También es la más probable de las tres en causar accidentes, pues es un tanto temperamental.

Fénix

Este es el tipo de núcleo de varita más raro. La pluma de fénix es capaz del mayor rango de magia, aunque pueden tardar más tiempo que los nervios de corazón de dragón o el pelo de unicornio en revelarlo. También son las que muestran mayor iniciativa, a veces actuando por sí mismas, una cualidad que a muchas brujas y magos no les gusta*1*.

Las varitas de pluma de fénix siempre son las más caprichosas cuando se trata de escoger a un posible dueño, ya que la criatura de la que se sacan es una de las más independientes e indiferentes del mundo. Estas varitas son las más difíciles de domar y personalizar, y su alianza normalmente se gana con dificultad.""

*1* La varita de Harry actuó por su cuenta en la Batalla de los Siete Potter; teniendo núcleo de cola de fénix, es algo plausible teniendo en cuenta esta información.

martes, 2 de febrero de 2016

Maderas de las varitas

El primero de los textos sobre las varitas de esta semana trata sobre los tipos de madera que se usa Ollivander para hacerlas, los efectos que aporta cada uno y con qué tipo de magos va mejor. Las entradas están ordenadas por orden alfabético según su nombre inglés para que podáis buscar la madera de vuestra varita, aunque en la entrada está traducido. Vamos allá:

"Las siguientes descripciones de los poderes y propiedades de las diversas maderas para varita están tomadas de notas redactadas, tras una larga carrera, por el señor Garrick Ollivander, ampliamente considerado como el mejor creador de varitas del mundo. Como se verá, el señor Ollivander cree que la madera de varita tiene poderes casi humanos de percepción y preferencias.

El señor Ollivander inicia sus notas sobre maderas de varita de esta forma:

"Cada varita es única y su carácter dependerá del árbol particular y de la criatura mágica de la que deriven sus materiales. Aún más, cada varita, desde el momento en el que encuentre a su dueño ideal, comenzará a aprender de su dueño humano al mismo tiempo que le enseña. Por lo tanto, los textos siguientes deben tomarse como anotaciones generales sobre los tipos de madera con los que más me gusta trabajar, y no deberían tomarse como una descripción de ninguna varita individual.

Sólo una minoría de árboles pueden producir madera de calidad para varitas (al igual que sólo una minoría de humanos pueden producir magia). Hacen falta años de experiencia para poder decir cuáles tienen el don, aunque el trabajo se facilita si hay Bowtruckles anidados en las hojas, ya que nunca habitan en árboles mundanos. Las siguientes notas sobre las diversas maderas de varita debería considerarse básicamente como un punto de partida, porque este es el estudio de toda una vida, y aún sigo aprendiendo con cada varita que hago y emparejo.

Acacia

La madera de acacia es muy inusual, y según he descubierto crea varitas complicadas y que a menudo se niegan a producir magia para alguien que no sea su dueño, y también se guardan sus mejores efectos para todos excepto los más dotados. Esta sensibilidad las hace difíciles de emparejar, y sólo guardo un stock pequeño para las brujas y magos con la sutileza suficiente, porque la acacia no está indicada para lo que comúnmente se denomina magia "de ruidos y olores". Cuando está bien emparejada, una varita de acacia se iguala a cualquiera en poder, aunque se la suele tener en poca estima por la peculiaridad de su temperamento.

Alder (aliso)

El aliso es una madera inflexible, pero yo he descubierto que su dueño ideal no es uno cabezota u obstinado, sino uno servicial, considerado y muy agradable. Mientras que la mayoría de maderas de varita buscan similitud en los caracteres de aquellos a los que servirán mejor, el aliso es inusual en que parece desear una naturaleza que sea, si no exactamente opuesta a la suya, sin duda de un tipo marcadamente distinto. Cuando una varita de aliso está bien colocada, se convierte en un magnífico y leal compañero. De entre todos los tipos de varitas, el aliso está mejor dotado para los conjuros no verbales, de ahí su reputación de ser indicada sólo para las brujas y magos más avanzados.

Apple (manzano)

Las varitas de manzano no son muy numerosas. Son poderosas y se adaptan mejor a un dueño de altas miras e ideales, ya que su madera se mezcla muy mal con la magia oscura. Se dice que el poseedor de una varita de manzano será muy querido y tendrá una larga vida, y a menudo he notado que los clientes de gran encanto personal encuentran su pareja perfecta en una varita de manzano. Entre sus dueños se encuentra la inusual habilidad de conversar con otros seres mágicos en sus lenguas nativas; entre éstos se encuentra el celebrado autor de Gente del agua: una exhaustiva guía de su lenguaje y sus costumbres, Dylan Marwood.

Ash (fresno)

Las varitas de fresno se aferran a su único y verdadero dueño, y no deberían cederse o regalarse a otra persona, porque perderá poder y habilidad, tendencia que se hace más extrema si su núcleo es un pelo de unicornio. Las viejas supersticiones sobre varitas raramente soportan un examen cercano, pero encuentro que la vieja cantinela sobre varitas de serbal, castaño, fresno y avellano (el serbal chismorrea, el castaño se duerme, el fresno es cabezota y el avellano se queja) contiene un pequeño ápice de verdad. Las brujas y magos que se adaptan mejor a las varitas de fresno son aquellos que, según mi experiencia, no se dejan llevar fácilmente por sus creencias o propósitos. Sin embargo, la bruja o el mago que sea impulsivo y arrogante e insista en probar varitas de esta prestigiosa madera, se verá decepcionado por sus efectos. Su dueño ideal puede que sea cabezota, y sin duda será valiente, pero nunca grosero o arrogante.

Aspen (álamo temblón)

La madera de álamo temblón de calidad es blanca y de grano fino, y es altamente apreciada por todos los fabricantes de varitas debido a su estiloso parecido al marfil y su normalmente asombroso funcionamiento. El dueño adecuado de la varita de álamo temblón es a menudo un duelista habilidoso, o está destinado a serlo, porque la varita de álamo temblón es una de las que están particularmente dotadas para la magia marcial. Un infame y reservado club de duelo del siglo XVIII, que se hacía llamar Las Lanzas Plateadas, era reputado por admitir sólo a aquellos que tuvieran varitas de álamo temblón. Según mi experiencia, los dueños de varitas de álamo temblón generalmente son fuertes de mente y determinación, y se ven más atraídos por la aventura y los nuevos órdenes; es una varita para revolucionarios.

Beech (haya)

La verdadera pareja para una varita de haya será, si es joven, sabia para su edad, y si es adulta, rica en comprensión y experiencia. Las varitas de haya actúan muy débilmente para los de mente cerrada e intolerantes. Estos magos y brujas, que habrán obtenido una varita de haya sin haberse emparejado correctamente (pero que encuentran esta madera de varita muy deseable por su tonalidad y su elevado precio), a menudo se han presentado en las casas de veteranos creadores de varitas como yo, exigiendo saber la razón de la falta de poder de su preciosa varita. Cuando está bien emparejada, la varita de haya es capaz de una sutileza y un arte que raramente se ven en cualquier otra madera, de ahí su lustrosa reputación.

Blackthorn (endrino)

El endrino, que es una madera de varita muy inusual, tiene la reputación, a mi ver bien merecida, de ser la que mejor le va a un guerrero. Esto no significa que su dueño practique las artes oscuras (aunque es innegable que aquellos que lo hagan disfrutarán del prodigioso poder de la varita de endrino); uno puede encontrar varitas de endrino entre los aurores así como entre los reclusos de Azkaban. Una curiosa característica del arbusto de endrino, que posee peligrosas espinas, es que produce sus frutos más dulces tras las heladas más duras, y las varitas hechas de esta madera parecen necesitar haber superado peligros o durezas con su dueño para formar lazos estrechos. Con esta condición, la varita de endrino será sirviente tan leal y fiel como uno pudiera desear.

Black walnut (nogal negro)    

Menos común que la varita de nogal común, la de nogal negro busca un maestro con buenos instintos y una fuerte perspectiva. El nogal negro es una madera muy bonita, pero no es la más fácil de dominar. Tiene una rareza pronunciada, pues está tonificada hacia el conflicto de forma natural, y pierde poder de forma dramática si su poseedor lleva en su interior algún tipo de autoengaño. Si la bruja o el mago es incapaz o no está dispuesto a ser sincero consigo mismo o con los demás, la varita a menudo no actuará de forma adecuada, y ha de ser emparejada con un nuevo dueño para recuperar su antigua capacidad. Emparejada con un dueño sincero y consciente de sí mismo, sin embargo, se convierte en una de las varitas más leales e impresionantes de todas, con un aire particular en toda clase de conjuros.

Cedar (cedro)

Cada vez que me encuentro con un usuario de varita de cedro, encuentro fuerza de carácter y una inusual lealtad. Mi padre, Gervaise Ollivander, siempre solía decir "nunca se puede engañar a un portador de cedro", y estoy de acuerdo: la varita de cedro encuentra su hogar ideal allá donde hay perspicacia y percepción. Iré más lejos que mi padre, sin embargo, y diré que nunca me he encontrado con un dueño de varita de cedro al que me atrevería a traicionar, especialmente si sus seres queridos han sufrido como consecuencia. La bruja o el mago que esté bien emparejado con el cedro tiene el potencial para ser un enemigo aterrador, lo que a menudo pilla de sorpresa a aquellos que les desafían sin pensárselo bien.

Cherry (cerezo)

Esta muy rara madera de varita crea unas de extraño poder, un poder muy altamente apreciado por los estudiantes de magia de la escuela de Mahoutokoro en Japón, donde aquellos que poseen varitas de cerezo tienen un prestigio especial. El comprador occidental de varitas debería quitarse de la cabeza la idea de que el rosa de las flores del cerezo de lugar a una varita frívola o meramente ornamental, pues la madera del cerezo a menudo crea varitas con un poder realmente letal, sea cual sea su núcleo, pero si se empareja con nervios de corazón de dragón, la varita nunca debería hacer equipo con un mago que no posea un autocontrol excepcional y fortaleza mental.

Chestnut (castaño)

Esta es una madera muy curiosa y con múltiples facetas, pues su carácter varía en gran medida dependiendo de su núcleo y se adapta en gran medida a la personalidad de quien la posea. La varita de castaño se ve atraída en gran medida hacia brujas y magos que son habilidosos domadores de bestias mágicas, aquellos con grandes dones en herbología, y aquellos que son voladores natos. Sin embargo, cuando se empareja con nervios de corazón de dragón puede encontrar su mejor pareja en aquellos a los que les guste el lujo y lo material, y con menos escrúpulos de los que deberían en cómo consiguen las cosas. Por el contrario, tres dirigentes sucesivos del Wizengamot han tenido varitas de castaño y pelo de unicornio, pues esta combinación muestra una predilección por aquellos que se preocupan por la justicia.

Cypress (ciprés)

Las varitas de ciprés están asociadas con la nobleza. El gran creador medieval de varitas Geraint Ollivander escribió que siempre se sentía honrado de encontrarle pareja a una varita de ciprés, porque sabía que estaba conociendo a una bruja o mago que tendría una muerte heroica. Afortunadamente, en estos tiempos de menor derramamiento de sangre, raramente se llama a los poseedores de varitas de ciprés para que den su vida, aunque sin duda muchos de ellos lo harían si fuera necesario. Las varitas de ciprés encuentran a sus almas gemelas entre los valientes, los intrépidos y aquellos dispuestos a sacrificarse por otros; aquellos que no temen confrontar las sombras en su propio corazón y el de los otros.

Dogwood (cornejo)

El cornejo es una de mis favoritas personales, y he descubierto que emparejar una varita de cornejo con su dueño ideal es siempre entretenido. Las varitas de cornejo son particulares y traviesas; tienen naturalezas juguetonas e insisten en compañeros que les ofrezcan una perspectiva de emociones y diversión. Sería muy erróneo, sin embargo, deducir de esto que las varitas de cornejo no sean capaces de usar magia seria cuando se lo piden; se sabe que han realizado conjuros sobrecogedores en circunstancias difíciles, y cuando se emparejan con una bruja o mago que sea inteligente e ingenioso puede producir encantamientos sorprendentes. Una flaqueza interesante de muchas varitas de cornejo es que se niegan a realizar conjuros no verbales y que a menudo son bastante ruidosas.

Ebony (ébano)

Esta madera de color negro fuerte tiene un aspecto y reputación impresionantes, y están altamente dotadas para toda clase de magia combativa y para transfiguraciones. El ébano es más feliz en la mano de aquellos con el valor para ser ellos mismos. Frecuentemente inconformistas, altamente individuales y cómodos con el estatus de extraños, los dueños de varitas de ébano se pueden encontrar tanto entre los rangos de la Orden del Fénix como entre los mortífagos. Por mi experiencia la pareja perfecta de una varita de ébano es alguien que se aferrará rápidamente a sus creencias, sin importar la presión externa, y que no se verá distraído en lo más mínimo de su propósito.

Elder (sáuco)

La madera de varita más rara de todas, y reputada como extremadamente desafortunada, la varita de sáuco es la más compleja de dominar de todas. Contiene una magia poderosa, pero se resiente con que su dueño no sea el superior de su entorno; hace falta un mago muy notable para mantener su posesión por cualquier cantidad de tiempo. La antigua superstición que dice "varita de saúco, mala sombra y poco truco" tiene su base en este temor a la varita, pero en realidad esta superstición carece de base, y aquellos fabricantes de varitas tan estúpidos como para negarse a trabajar con el saúco lo hacen más porque dudan que puedan vender sus productos que el temor a trabajar con esta madera. La verdad es que sólo una persona muy inusual encontrará a su pareja perfecta en el saúco, y en la rara ocasión en que sucede tal emparejamiento, lo tomo como seguridad de que la bruja o el mago en cuestión está marcado con un destino especial. Un hecho adicional que he desenterrado durante mis largos años de estudio es que los dueños de varitas de sáuco casi siempre poseen una fuerte afinidad hacia los dueños de varitas de serbal.

Elm (Olmo)

La creencia infundada de que sólo los magos de sangre pura pueden producir magia con varitas de olmo se inició sin duda por algún dueño de varita de olmo que buscaba probar sus credenciales sanguíneas, pues he conocido parejas perfectas entre varitas de olmo e hijos de muggles. La verdad es que las varitas de olmo prefieren dueños con presencia, destreza mágica y una cierta dignidad nativa. De entre todas las maderas de varitas, el olmo, en mi experiencia, es la que produce menos accidentes, menos errores estúpidos, y los conjuros y encantamientos más elegantes; son varitas sofisticadas, capaces de una magia altamente avanzada en las manos adecuadas (lo que, una vez más, las hace altamente deseables para aquellos que defienden la filosofía de la sangre pura).

English Oak (roble inglés)

Una varita para los buenos tiempos y los malos, esta es una amiga tan leal como el mago que la merece. Las varitas de roble inglés exigen compañeros con fuerza, coraje y fidelidad. Es menos conocida la propensión de los dueños de varitas de roble inglés a tener una fuerte intuición, y a menudo una afinidad con la magia del mundo natural, con las criaturas y plantas que son necesarias para los magos tanto en la magia como en el placer. Se dice que el roble inglés es el rey del bosque desde el solsticio de invierno hasta el de verano, y su madera sólo debe recolectarse durante este tiempo (el acebo se convierte en el rey cuando los días comienzan a acortarse, y por tanto la madera de acebo sólo debe recolectarse a finales de año. Se cree que esta división es el origen de la vieja superstición "cuando la de él es de roble y la de ella de acebo, juntarlos en matrimonio sería de memo", superstición que he encontrado falta de base). Se dice que la varita de Merlín era de roble inglés (aunque nunca se ha encontrado su tumba, así que no se puede demostrar).

Fir (abeto)

Mi augusto abuelo, Gerbold Octavius Ollivander, siempre llamaba a las varitas de abeto la varita del superviviente, porque se las había vendido a tres magos que posteriormente consiguieron salir indemnes de peligros mortales. No cabe duda de que esta madera, viniendo como viene del más resistente de los árboles, produce varitas que exigen un poder firme y fuerza de propósito en sus verdaderos dueños, y de que son pobres herramientas en las manos de los indecisos y los veletas. Las varitas de abeto están particularmente dotadas para la transfiguración, y favorecen a dueños de mente firme y centrada y, ocasionalmente, de carácter intimidante.

Hawthorn (espino)

El fabricante de varitas Gregorovitch escribió que el espino "hace una varita extraña, contradictoria, tan llena de paradojas como el árbol del que se ha sacado, cuyas hojas y frutos curan, pero cuyas ramas cortantes huelen a muerte". Aunque estoy en desacuerdo con muchas de las conclusiones de Gregorovitch, coincidimos sobre las varitas de espino, que son complejas e intrigantes en sus naturalezas, al igual que los dueños con quien mejor se emparejan. Las varitas de espino pueden estar particularmente dotadas para la magia curativa, pero también son adeptas en maldiciones, y he observado que en general la varita de espino parece estar más a gusto con una naturaleza conflictiva, o con una bruja o mago que esté pasando por un periodo de confusión. Sin embargo, el espino no es fácil de dominar, y sólo consideraría poner una varita de espino en las manos de una bruja o mago de talento probado, pues las consecuencias podrían ser peligrosas. Las varitas de espino tienen una peculiaridad notable: sus conjuros pueden afectar a quien los ejecuta si no se maneja correctamente.

Hazel (avellano)

Una varita sensible, el avellano a menudo refleja el estado emocional de su dueño, y funciona mejor para un maestro que entiende y pueda manejar sus propios sentimientos. Otros deberían tener mucho cuidado al manejar una varita de avellano si su dueño ha perdido los papeles recientemente, o ha sufrido una decepción enorme, porque la varita absorberá esa energía y la descargará de una forma impredecible. Sin embargo, el aspecto positivo de una varita de avellano compensa en gran medida estas incomodidades menores, porque es capaz de una magia asombrosa en las manos del hábil, y es tan devota a su dueño que a menudo se marchita (es decir, que expulsa toda su magia y se niega a actuar, a menudo necesitando extraer su núcleo e insertarlo en otra envoltura para poder seguir usando la varita) al final de la vida de su maestro (sin embargo, si el núcleo es de pelo de unicornio, no hay esperanza; la varita casi con toda seguridad quedará muerta). Las varitas de avellano también tienen la habilidad única de detectar agua subterránea, y emitirá nubecillas de humo plateado con forma de lágrima si pasa sobre fuentes y pozos ocultos.

Holly (acebo)

El acebo es uno de los tipos más raros de madera de varita; tradicionalmente se considera protectora, y funciona mejor para aquellos que necesiten ayuda para superar su tendencia a la ira y la impetuosidad. Al mismo tiempo, las varitas de acebo a menudo escogen a dueños que están embarcados en alguna tarea peligrosa y a menudo espiritual. El acebo es una de esas maderas que varían de forma más dramática en su actuación dependiendo del núcleo de su varita, y es una varita notoriamente difícil de emparejar con la pluma de fénix, ya que la volatilidad de la madera entra extrañamente en conflicto con el desapego del fénix. En el evento inusual de que tal pareja encuentre a su dueño ideal, nada ni nadie debería meterse en su camino.

Hornbeam (carpe)

Mi propia varita está hecha de carpe, así que con la debida modestia afirmo que el carpe selecciona para sus compañeros a las brujas y magos talentosos y con una única y pura pasión, a la que algunos podrían llamar obsesión (aunque yo prefiero el término visión), y que casi siempre se verá cumplida. Las varitas de carpe se adaptan más rápido que cualquier otra al estilo de magia de su dueño, y quedará tan personalizada en tan poco tiempo, que cualquier otro tendrá serias dificultades en usarlas incluso para el más simple de los conjuros. Las varitas de carpe también absorben el código de honor de su dueño, cualquiera que sea, y se negarán a realizar actos -para bien o para mal- que no se ajusten a los principios de su maestro. Es una varita particularmente bien dispuesta y sentiente.

Larch (alerce)

Fuerte, resistente y de color cálido, el alerce ha sido valorado desde hace mucho como una madera de varita atractiva y poderosa. Su reputación por instigar coraje y confianza en su usuario ha asegurado que la demanda siempre haya superado a la oferta. Esta varita tan buscada es, sin embargo, difícil de complacer en lo que respecta a su dueño ideal, y más compleja de manejar de lo que muchos imaginan. Encuentro que siempre crea varitas de talentos ocultos y efectos inesperados, lo que también describe al maestro que la merece. Es frecuente que la bruja o el mago a los que corresponda la varita de alerce nunca lleguen a abarcar todo el potencial de sus considerables poderes hasta que se emparejen con ella, pero en tal caso harán una pareja excepcional.

Laurel

Se dice que una varita de laurel no puede cometer un acto deshonroso, aunque en el camino a la gloria (una meta no poco común entre aquellos que se emparejan bien con estas varitas), he visto a varitas de laurel efectuar magia poderosa y a veces letal. A veces se dice que las varitas de laurel son caprichosas, pero tal denominación es injusta. La varita de laurel parece incapaz de tolerar la pereza en un poseedor, y es en estas condiciones en las que se puede ganar con más facilidad y voluntad de ella. En otro caso, se aferrará felizmente a su primera pareja para siempre, y de hecho tiene la inusual e interesante característica de emitir una descarga espontánea si otra bruja o mago intenta robarla.

Maple (arce)

A menudo me he encontrado con que aquellos escogidos por varitas de arce son por naturaleza viajeros y exploradores; no son varitas para quedarse en casa, y prefieren ambición en su bruja o mago; en otro caso su magia se vuelve pesada y mediocre. Nuevos desafíos y cambios frecuentes de lugar causan que esta varita literalmente brille, puliéndose a sí misma según crece, junto a su compañero, en habilidad y estatus. Esta es una madera muy preciosa y deseable, y las varitas de arce de calidad han estado entre las más caras durante siglos. La posesión de una varita de arce ha sido desde hace mucho una marca de estatus, por su reputación como la varita de los triunfadores.

Pear (peral)

Esta madera de tonos dorados produce varitas de espléndidos poderes mágicos, que dan lo mejor de sí en las manos de los cálidos de corazón, los generosos y los sabios. Los poseedores de varitas de peral son, según mi experiencia, normalmente populares y muy respetados. No conozco ningún caso en el que se haya descubierto una varita de peral en la posesión de una bruja o mago tenebroso. Las varitas de peral están entre las más resistentes, y he observado que incluso después de muchos años de duro uso aún pueden presentar un aspecto impecable.

Pine (pino)

La varita de pino siempre escoge a un maestro independiente e individual que puede ser percibido como solitario, intrigante y tal vez misterioso. Las varitas de pino disfrutan con que las usen de forma creativa, y al contrario que algunas otras, se adaptarán sin protestas a nuevos métodos y conjuros. Muchos fabricantes de varitas insisten en que las varitas de pino son capaces de detectar a los dueños que están destinados a una larga vida, y funcionan mejor para ellos, y yo puedo confirmar esto en tanto en que nunca he conocido personalmente a un maestro de varita de pino que haya muerto joven. La varita de pino es una de las más sensibles a la magia no verbal.

 Poplar (álamo)

"Si quieres integridad, busca primero entre los álamos" era una gran máxima de mi abuelo, Gerbold Ollivander, y mi propia experiencia con varitas de álamo y con sus dueños encaja de forma exacta con esto. Es una varita en la que confiar, de consistencia, fuerza y poder uniformes, y siempre es más feliz cuando trabaja con una bruja o mago de clara visión moral. Hay una vieja broma entre los fabricantes de varitas inferiores de que ninguna varita de álamo ha elegido nunca a un político, pero aquí muestran su lamentable ignorancia: dos de los ministros de magia más celebrados, Eldritch Diggory y Evangeline Orpington, fueron poseedores de estupendas varitas de álamo hechas por Ollivander.

Red oak (roble rojo)

A menudo oirás a los ignorantes decir que el roble rojo es una señal infalible del fuerte temperamento de su dueño. En realidad, la verdadera pareja para una varita de roble rojo es alguien con un tiempo de reacción inusualmente rápido, haciéndola una varita perfecta para los duelos. Menos común que el roble inglés, me he encontrado con que su maestro ideal es rápido al toque, veloz en pensamiento y muy adaptable, a menudo creador de conjuros distintivos y característicos, y un buen hombre o mujer para tener al lado en la lucha. Las varitas de roble rojo se encuentran, en mi opinión, entre las más hermosas.

Redwood (secuoya)

Es difícil encontrar madera de secuoya que tenga la calidad suficiente para dar varitas, pero su demanda es constante debido a su reputación de traer la buena fortuna a su dueño. Como suele darse el caso en el arte de las varitas, la población general entiende las cosas al revés: las varitas de secuoya no son afortunadas por sí mismas, sino que se sienten fuertemente atraídas hacia las brujas y magos que ya posean la admirable habilidad de mantenerse firmes, de hacer la elección correcta, y de obtener beneficio hasta de la catástrofe. La combinación de una bruja o mago así con una varita de secuoya es siempre intrigante, y generalmente espero oír hablar de emocionantes hazañas cuando veo salir de mi tienda a alguna de estas parejas.

Rowan (serbal)

La madera de serbal siempre ha estado muy indicada para las varitas, porque tiene la reputación de ser más protectora que cualquier otra, y según mi experiencia hace a toda clase de encantamientos defensivos muy difíciles de romper. Comúnmente se dice que ninguna bruja o mago tenebroso hayan tenido nunca una varita de serbal, y no puedo recordar ningún caso en el que mis varitas de serbal haya llegado a causar mal en el mundo. El serbal se empareja mejor con aquellos de mente clara y corazón puro, pero esta reputación de virtud no debería engañar a nadie - estas varitas igualan a cualquier otra, y a menudo a las mejores, y frecuentemente superan a otras en duelos.

Silver lime (tilo plateado)

Esta madera de varitas inusual y altamente atractiva estuvo muy en boga en el siglo XIX. La demanda superaba a la oferta, y los fabricantes de varitas sin escrúpulos teñían maderas sin calidad para intentar hacer creer a los compradores que habían adquirido tilo plateado. Las razones para desear estas varitas no se encuentran sólo en su apariencia inusualmente hermosa, sino también porque tenían la reputación de servir mejor a los adivinos y a aquellos hábiles en legeremancia, ambas artes misteriosas, lo que consecuentemente la daba al poseedor del tilo plateado un estatus considerable. Cuando la demanda se encontraba en su culmen, el fabricante de varitas Arturo Cephalopos afirmó que la asociación entre el tilo plateado y la clarividencia era una falsedad circulada por mercaderes como Gerbold Ollivander (mi propio abuelo), que tenían exceso de tilo plateado y esperaban venderlo de esta forma. Pero Cephalopos era un fabricante chapucero e ignorante, y nadie, adivino o no, se sorprendió cuando su negocio se fue a pique.

Spruce (pícea)

Los fabricantes de varitas sin talento dicen que la pícea es una madera difícil, pero al hacerlo revelan su propia ineptitud. Es bastante cierto que hace falta una particular destreza para trabajar con la pícea, y ello produce varitas que se corresponden mal con naturalezas precavidas o nerviosas, y se vuelven muy peligrosas en dedos temblorosos. La varita de pícea requiere una mano firme, porque a menudo parece tener sus propias ideas sobre qué magia deberían decirle que realizara. Sin embargo, cuando una varita de pícea encuentra su pareja -que, en mi experiencia, es un conjurador atrevido y con un buen sentido del humor- se convierte en una ayudante soberbia, inmensamente leal a sus dueños y capaz de producir efectos particularmente dramáticos y y extravagantes.

Sycamore (sicómoro)

El sicómoro crea una varita aventurera, hambrienta de nuevas experiencias y que pierde brillo si se usa en actividades mundanas. Estas hermosas varitas tienen la rareza de que pueden quemarse si se les permite "aburrirse", y muchas brujas y magos que entran en la mediana edad quedan desconcertados cuando su fiel varita les estalla en llamas en la mano mientras les piden que les traigan las zapatillas otra vez. Como se puede deducir, el dueño ideal para la varita de sicómoro es curioso, vital y aventurero, y cuando se empareja con un dueño así, demuestra una capacidad para aprender y adaptarse que le da un lugar merecido entre las maderas de varita más apreciadas.

Vine (vid)

Los druidas consideraban como árbol a cualquier cosa que tuviera tallo de madera, y la vid hace varitas de una naturaleza tan especial que soy feliz de continuar con su antigua tradición. Las varitas de vid están entre los tipos menos comunes, y me intriga notar que sus dueños son casi siempre aquellas brujas y magos que buscan un propósito mayor, que tienen una visión más allá de lo ordinario y que frecuentemente asombran a aquellos que creen que les conocen mejor. Las varitas de vid parecen verse fuertemente atraídas por las personalidades con trazos ocultos, y las he encontrado más sensibles que cualquier otra cuando se trata de detectar al instante un emparejamiento. Fuentes fiables afirman que estas varitas pueden emitir efectos mágicos con la simple presencia de un dueño adecuado en las proximidades, y yo he observado tal fenómeno en mi propia tienda en dos ocasiones.

Walnut (nogal)

A las brujas y los magos altamente inteligentes se les debería ofrecer primero una varita de nogal para que la prueben, porque en nueve casos de diez ambos encontrarán en el otro a su compañero ideal. Las varitas de nogal se encuentran a menudo en las manos de innovadores e inventores mágicos; esta es una bella madera poseedora de una versatilidad y adaptabilidad inusuales. Sin embargo, una nota de precaución: mientras que algunas maderas son difíciles de dominar, y pueden resistirse a hacer conjuros que sean extraños a su naturaleza, una vez subyugadas realizarán cualquier tarea que su dueño desee, siempre que el usuario sea lo bastante brillante. Esto la convierte en un arma realmente letal en manos de una bruja o mago sin conciencia, pues la varita y el mago pueden alimentarse el uno al otro de una forma particularmente insana.

Willow (sauce)

El sauce es una madera de varita poco común, con un poder curativo, y he notado que el dueño ideal de una varita de sauce a menudo tiene alguna inseguridad (normalmente infundada), que para bien o mal intentan ocultar. Mientras que muchos clientes confiados insisten en probar una varita de sauce (atraídos por su bella apariencia y su bien fundada reputación por permitir magia avanzada y no verbal), mis varitas de sauce han seleccionado de forma consistente a aquellos del mayor potencial, en vez de aquellos que sienten que tienen poco que aprender. Siempre ha sido un proverbio en mi familia que aquel que tiene más que viajar irá más rápido con el sauce.

Yew (Tejo)

Las varitas de tejo están entre las más raras de ver, y sus parejas ideales son asimismo inusuales, y ocasionalmente notorias. La varita de tejo tiene la reputación de darle a su poseedor el poder sobre la vida y la muerte, lo que, por supuesto, se podría decir de todas las varitas; y aun así retiene una reputación particularmente oscura y temible en las esferas de los duelos y las maldiciones. Sin embargo, es erróneo afirmar (como hacen a menudo aquellos iletrados en el arte de las varitas) que los usuarios de varitas de tejo tengan mayor probabilidad de verse atraídos a las artes oscuras que otros. La bruja o el mago que mejor se adapte a una varita de tejo puede asimismo demostrar ser un fiero protector de su prójimo. Las varitas sacadas de estos centenarios árboles se han encontrado en posesión de héroes tanto como en villanos. En los lugares donde se han enterrado a los magos con varitas de tejo, la varita generalmente brota en un árbol que custodia la tumba de su dueño fallecido. Lo que es seguro, según mi experiencia, es que la varita de tejo nunca escoge a un dueño mediocre o tímido.""

lunes, 1 de febrero de 2016

Capítulo 9: La derrota

En el noveno capítulo de El prisionero de Azkaban, la incursión de Sirius en Hogwarts termina sin nada que lamentar, pero sienta las bases para el que será un muy desastroso partido de quidditch.

Como resultado de la entrada furtiva de Sirius en Hogwarts, los profesores juntan a todos los alumnos en el Gran Comedor mientras hacen una búsqueda por todo el castillo. Evidentemente, Sirius hace tiempo que ha huido del castillo tras su intento fallido de entrar en la torre de Gryffindor, pero las medidas de los profesores para garantizar la seguridad de los alumnos son sólidas, y probablemente estaban consideradas de antemano.

En todo caso, la noche de Halloween pasa sin más incidentes, y los únicos cambios notables, más allá de los rumores absurdos sobre Sirius Black, son que Sir Cadogan ha sustituido a la Dama Gorda como guardián de la sala común de Gryffindor, y que la seguridad alrededor de Harry ha aumentado mucho más de lo que a él le gustaría. Por suerte, Harry es capaz de convencer a la profesora McGonagall de que le permita seguir entrenando al quidditch, si bien bajo la supervisión de la señora Hooch.

Hablando de quidditch, resulta que Gryffindor no va a jugar el primer partido de la temporada contra Slytherin, como es costumbre, sino contra Hufflepuff, debido a la aparente lesión de Malfoy. En principio esto no debería ser un problema (al fin y al cabo hablamos de Hufflepuff), pero Wood advierte al equipo sobre su nuevo capitán buscador, Cedric Diggory, que además de ser popular con las chicas parece ser muy bueno sobre la escoba. No sabría decir la razón exacta, pero el ambiente está muy enrarecido, incluso sin saber lo que viene a continuación.

No ayuda que el profesor Lupin esté enfermo (bueno, en realidad está en su fase de transformación, y gracias a la poción matalobos puede mantenerse dócil mientras tanto) y es Snape quien le sustituye en clase. Por desgracia, lo que para Snape debería ser una oportunidad de demostrar su capacidad como profesor de Defensa contra las Artes Oscuras y obtener el puesto el año próximo, lo convierte en un intento inútil de desacreditar a Lupin ante los alumnos.

Resulta bastante penoso; los chicos le ven venir a la legua, y como consecuencia no le guardan demasiado respeto, algo que Snape intenta compensar quitando puntos, castigando e insultando, método que como es lógico no le funciona muy bien. Prácticamente nada de lo que hace en la clase está pensado para enseñar a sus alumnos, es terrible. El problema de Snape siempre ha sido que no es capaz de dejar atrás las cosas, y aquí se muestra que esa actitud puede suponer un grave perjuicio para los demás.

Tras esta desastrosa clase, llegamos al nefasto partido, que se celebra en medio de una muy fuerte tormenta. Entiendo que en la liga profesional de quidditch no se permitan aplazar los partidos si no es por una causa muy importante, pero en Hogwarts apenas habrá unos seis partidos en todo el año, no se iban a morir por aplazar el partido una semana.

Con todo, lo que realmente fastidia el partido es la aparición de los dementores (si, en plural; posiblemente todos los dementores que estaban apostados en Hogwarts se presentaron allí), provocando que Harry se desmaye de nuevo mientras intentaba conseguir la snitch; Diggory, que no se dio cuenta por la fuerte tormenta, cogió la snitch después de que Harry cayera de la escoba, y para colmo, a la Nimbus se la llevó el viento y se estrelló contra el sauce boxeador, quedando hecha pedazos.

Menuda racha lleva Harry; cree que hay un asesino psicópata que va a por él, todos los que están a su alrededor no le dejan tranquilo por su protección, los dementores le afectan más que a la mayoría, Malfoy no le deja en paz, su amigo Hagrid lo está pasando fatal, le predicen la muerte día sí día no, el único profesor que le gusta está enfermo, y ahora ha perdido su primer partido y su fiel escoba está hecha trizas.

En las reseñas de La piedra filosofal comenté a veces que Harry consideraba el quidditch como una forma de demostrar que no es sólo un nombre famoso, sino que tiene habilidad por sí mismo. Ahora incluso ha perdido eso. Sí, Harry se merece un descanso.

Bueno, ya es febrero, así que esta semana toca texto de Pottermore. Sin embargo, ahora en Pottermore se han puesto a trabajar por fin y no sólo han añadido textos sobre las diferentes escuelas de magia del mundo, sino que han restaurado el sistema de casas y varitas, y podemos recuperar las que teníamos en la vieja cuenta. Para celebrarlo, voy a traducir todos los textos esta semana, para que podáis disfrutar del texto nuevo y recordar lo que significan las características de vuestras varitas. ¡Espero que lo disfrutéis!

Observaciones y curiosidades:
  • El título inglés del capítulo, A grim defeat, establece un juego de palabras con la palabra inglesa grim, que significa triste o nefasto, con Sirius, a quien Harry confunde con el grim y que causa en parte la derrota de Gryffindor. Este juego se omite en la traducción española. 
  • Hermione asegura que Sirius no ha podido entrar por uno de los pasadizos secretos porque Filch los conoce todos y estarán vigilados; gracias al mapa del merodeador descubriremos que hay pasadizos que Filch no conoce, y Sirius ha usado uno de ellos. De hecho, cuando Hermione descubre la existencia del mapa, se le ocurre que Sirius podría estar usando alguno de estos pasadizos.
  • Tristemente, a pesar de las precauciones de Dumbledore, un dementor entrará en el castillo el año próximo, con terribles resultados. 
  • La intención de Snape al hablarles a los alumnos de los hombres lobo, aparte de saber que aún no habían ese tema dado con Lupin, es intentar hacerles descubrir que Lupin es uno; si hubiera estado más centrado en enseñar que en meterse con Lupin, a lo mejor habría funcionado. 
  • A pesar de lo que diga Snape, el kappa no se encuentra en Mongolia, sino en Japón. En la entrada del kappa de Animales fantásticos y dónde encontrarlos se comenta de dónde viene y se añade una nota de Ron diciendo que claramente Snape no se ha leído el libro. 
  • En la traducción, cuando Harry le dice a Sir Cadogan que se calle al salir de la sala común, lo ponen entre comillas, como si fuera la contraseña de entrada, pero no es ninguna contraseña. 
  • El encantamiento impervius, que hace a un objeto repeler el agua, proviene de la palabra inglesa impervious, que significa "impenetrable".
  • Sirius comentó después que se había acercado al partido para ver cómo jugaba Harry. En la película hacen que la silueta del grim se forme entre las nubes, lo que no tiene sentido sabiendo que es Sirius; aquí comentan claramente que estaba en la parte más vacía de las gradas.
  • Una vez más, lo que usó Dumbledore para alejar a los dementores fue un patronus.