jueves, 22 de diciembre de 2016

Animales fantásticos y dónde encontrarlos: la película (sin spoilers)


Película dirigida por David Yates, director de las cuatro últimas películas de la saga Potter, Animales fantásticos y dónde encontrarlos es una precuela/spinoff de la saga, basada en parte en el libro del mismo nombre pero en buena medida con un argumento original y personajes inéditos. Es la primera de una saga que compondrá cinco películas.

Pues aquí está, la primera de una serie de películas sobre el universo Potter que nadie había pedido realmente, pero que vale la pena comentar ahora que ha llegado. No se puede pasar por alto la naturaleza sacacuartos que desprende esta saga, más aún con el anuncio de que las tres películas llegarían a ser cinco, pero por sí misma la película es bastante digna de formar parte de este creciente universo, si bien resulte inferior a las de la saga principal, algo que de todas formas probablemente era inevitable.

El protagonista de la película es Newt Scamander, el autor del libro ficticio que da nombre a la película, interpretado por Eddie Redmayne. Newt es un magizoólogo de Gran Bretaña que llega a Nueva York en 1926 con un propósito en particular (que no desvelaré), y que se ve arrastrado a la trama principal cuando los animales que mantiene en su maletín por propósitos de investigación huyen por la ciudad.

Mientras Newt se preocupa de recuperar a sus criaturas, el MACUSA está tratando de averiguar la identidad de algo que está matando a la gente y causando destrozos, mientras que reciben presión de los otros ministerios porque el mago tenebroso Grindelwald podría estar en Norteamérica y quizás relacionado con el misterioso ente.

Redmayne da al personaje un punto tímido, casi antisocial, con una clara pasión por las criaturas fantásticas que causa extrañeza entre los magos de su época; una de las motivaciones de Newt es conseguir que los magos acepten a las criaturas mágicas como parte de su mundo, pues para salvaguardar el secreto muchas veces eran casi extinguidas.

Cuando está con otras personas, sin embargo, Newt se vuelve callado y tímido, sin muchas ganas de relacionarse y con claras intenciones de escabullirse cuanto antes. Sin embargo, según se va haciendo a los otros personajes de la película, entabla con ellos una fuerte relación, y al final del filme se le ve tan cómodo con ellos como con sus criaturas.

Lo que realmente hace que uno se identifique con Newt es que llega a Nueva York como llegamos los fans de Harry Potter a la película: es decir, con un gran conocimiento sobre la magia, pero sin saber demasiado sobre cómo viven los magos en Norteamérica. A Newt se le ve cómodo ejecutando conjuros y abordando situaciones como un mago adulto, una perspectiva que falta en buena parte en la saga original, por razones obvias. Es fresco y resulta agradable.

Para los novatos a este universo, si es que existe alguien así que vaya a ver esta película, tenemos a Jacob Kowalski (Dan Fogler), un muggle, o no-maj, que se ve involucrado con Newt por accidente, y a quien ayuda a recuperar a sus criaturas perdidas. Si bien es inevitable que un muggle requiera de algunas explicaciones sobre la magia, no es esa su función, y realmente hace buena pareja con Newt, aportando humor, soluciones mundanas cuando hacen falta, y su conocimiento de las calles de Nueva York. Querrás tener siempre un poco más de Jacob.

Redondeando al equipo de los "buenos" tenemos a las hermanas Goldstein, Tina y Queenie (Katherine Waterston y Alsino Sudol, respectivamente), que trabajan en el MACUSA y también ayudan a Newt en la medida de lo posible. Especialmente Tina, que se acabará casando con Newt, destaca por estar relacionada con el otro argumento de la película, y es la conexión entre ambos. Queenie, que es capaz de usar la legeremancia de forma innata, es un personaje interesante, pero no aporta demasiado.

En el otro lado del espectro, tenemos al MACUSA, que cree que lo que está matando gente y las criaturas de Newt están relacionadas. El rostro del MACUSA es su presidenta Serafina Picquery (Carmen Ejogo), pero la mayor carga antagonista es de Percival Graves (Colin Farrell), que está especialmente interesado en la causa de las muertes y en sus posibles usos.

Aparte de ellos, está también la Sociedad del Nuevo Salem, que sigue la senda de los rastreros y busca demostrar ante el mundo la existencia de los magos, y la situación actual les da una buena oportunidad. Sin embargo, no todos en la Sociedad piensan igual, y las motivaciones de los miembros individuales serán clave para el final de la película.

El argumento salta entre ambas tramas y la relación entre ellas es bastante tenue, así que la película sufre de un problema de ritmo y de no poder desarrollar bien a algunos personajes para explicar cada trama de forma más amplia. Al principio recuperar a las criaturas perdidas es la prioridad, pero después se deja demasiado a un lado para volver a ella en momentos extraños.

La mejor parte de la película, como era de esperar, es la recreación de las criaturas fantásticas. Lógicamente, no aparecen todas las del libro original, pero aparecen casi una docena y todas ellas se comportan como describe el libro. Las escenas con las criaturas derrochan humor y cariño, y son de las más entretenidas.

El final no es especialmente abierto, pero deja alguna trama suelta para próximas entregas, especialmente el pasado de Newt, su relación con Tina, y Grindelwald, del que no se dice mucho en esta película pero que parece prometer una mayor inclusión en el futuro, quizás con una aparición de un Dumbledore joven.

Aunque no es una gran película, los fans de Harry Potter la disfrutarán, especialmente las referencias y conceptos que sólo ellos sabrán apreciar. No se puede decir que Animales Fantásticos sea la película que desean los fans, pero sin duda serán ellos quienes mejor la aprecien.

martes, 20 de diciembre de 2016

Harry Potter y la piedra filosofal en concierto


El próximo año, se celebrará en Madrid y Barcelona un pase cinematográfico/concierto de la adaptación al cine de la primera novela de la saga Potter. Se emitirá la película acompañada de los temas archiconocidos del gran John Williams, a lo largo de tres horas.

En Madrid, el evento se producirá los días 3 y 4 de enero en el Barclaycard Center, en la zona de Goya. Comienza a las siete, pero abrirán las puertas a las seis para ir acomodando gente. Por su parte, en Barcelona tendrán que esperar más, hasta el 1 de abril, en el Palau Sant Jordi.

Aún podéis conseguir entradas para los pases de Madrid, a partir de unos 22 euros, según la zona y los asientos disponibles. Si os interesa, dejo un enlace con la información para los eventos en ambas ciudades y para comprar entradas si queréis asistir. ¡Aún estáis a tiempo!

lunes, 19 de diciembre de 2016

Capítulo 32: hueso, carne y sangre

En el capítulo 32 de Harry Potter y el cáliz de fuego, el plan de Voldemort llega a su conclusión, el retorno del señor tenebroso, sin que Harry pueda hacer nada por evitarlo.

Este capítulo es corto, aunque intenso, y se beneficia más de una primera lectura que de las siguientes. El lector que vea primero este capítulo se horrorizará ante la muerte rápida y brutal de Cedric, comprenderá lo que estaba planeando realmente Voldemort con el Torneo de los Tres Magos, y se asqueará ante la mano cortada y la tumba saqueada, por no hablar del aspecto de Voldemort antes de la poción, y sentirá emociones indescriptibles ante su retorno.

Leído por segunda vez, o tercera o las veces que sean (este capítulo lo leí por primera vez en 2001, si no recuerdo mal. Desde entonces quién sabe cuántas veces han sido), queda un poco atrás en sensaciones. El interés principal de releer Harry Potter es descubrir aspectos que se hayan pasado por alto en anteriores lecturas. Siempre hay algo, pero en este capítulo no.

Según lo leía me daba cuenta de que ya había hablado de todo lo que pasa en este capítulo durante los anteriores: del plan de Voldemort, de sus intenciones con Harry, de su aspecto previo a su restauración, del padre de Voldemort y de la mano de Colagusano, que tenía límite de tiempo. De hecho, en este capítulo no voy a hacer una sección de curiosidades, lo cual es toda una novedad; hasta con los Dursley sacaba algo.

Quizás aquello de lo que se podría hablar más es de la muerte de Cedric: cómo, por querer ser justo y altruista, Harry sin saberlo condenó a su amigo a su muerte; cómo, en el gran plano de las cosas, Cedric no era nadie para Voldemort y su plan y murió simplemente para que no se metiera en medio.

Lo peor quizá de la muerte de Cedric es que no es importante. En ficción, la muerte de un personaje protagonista o secundario se trata a menudo con grandilocuencia, como una despedida en volandas del personaje, con unas últimas palabras memorables, y quizá un sacrificio noble o una muerte valiente. Aquí no. Aquí Cedric muere por estar donde no debía, sin grandes sacrificios ni discursos previos a la muerte, simplemente muere de repente y sin mayor aplomo, para inmediatamente después pasar a otra cosa.

Harry será más que consciente de que el único motivo por el que no le pasó lo mismo fue que Voldemort quería su sangre, y después quería demostrar su superioridad frente a él, acto que, junto a un golpe de suerte, permitió a Harry salir con vida. Al final, el valor y la capacidad pueden importar muy poco frente a la muerte, y es necesario tener en cuenta que, por mucho que queramos prepararnos, todo puede acabarse en cualquier momento.

Por hablar de algo más alegre, al fin he visto Animales fantásticos y dónde encontrarlos, así que en los próximos días subiré una reseña sobre mis impresiones de la película. También subiré información sobre algo que he descubierto esta semana relacionado con el universo Potter, así que estad atentos. ¡Nos vemos!

lunes, 12 de diciembre de 2016

Capítulo 31: La tercera prueba

En el capítulo 31 de Harry Potter y el cáliz de fuego, Harry se prepara a conciencia para la tercera y última prueba del torneo, sin saber que nunca estará preparado para lo que se le viene encima.

No cabe duda, el final de este capítulo es uno de los más impactantes de la saga, pero no por ello hay que pasar por alto lo que sucede antes de llegar ahí, pues es digno de escrutinio.

Tras contarles a Ron y Hermione todo lo referente a su sueño y al pensadero, Harry se queda con ellos a debatir sobre la importancia de estas revelaciones. A destacar el temor de Ron al saber que Snape fue un mortífago.

De todas formas, están de acuerdo en que preparar a Harry para la tercera prueba es la prioridad, así que Harry practica sin parar toda clase de nuevos embrujos y maleficios para enfrentarse a cualquier obstáculo que surja en el laberinto.

Aunque sigue siendo peligroso, Harry está más tranquilo por saber a qué se enfrenta, y que está haciendo todo lo posible para prepararse.

El día de la prueba, Rita Skeeter vuelve a la carga, esta vez con un artículo en contra de Harry, aprovechando su espionaje en Adivinación y declaraciones en exclusiva de Malfoy, que va por ahí con la Skeeter escarabajo cual walkie talkie.

Por suerte, a Harry ahora le da bastante igual lo que digan de él, y se burla del cambio radical en el trato que recibe por la prensa, del querido de todos a apestado total. Ahora no le da importancia, pero este artículo tendrá consecuencias nefastas en el futuro.

Para contrarrestar el mal rollo de Skeeter, resulta que Molly y Bill han acudido de visita para animar a Harry, sabiendo que los Dursley no se presentarían. Su conversación es muy agradable, contrastando las diferentes experiencias que cada uno tuvo en su época.

Por cierto, Molly se cubre de gloria al abroncar a Amos por creerse los artículos de Skeeter para después demostrar que ella se creyó el de Corazón de Bruja. Es un buen ejemplo de miopía emocional, que muchos sufrimos: tratamos de dar lecciones de moralidad, pero cuando nos afecta directamente no podemos tratarlo de forma objetiva. Molly quiere mucho a Harry, pero en su preocupación por él se ha creído esas mentiras. Por suerte recula cuando Harry interviene.

Entre unas cosas y otras, llega el momento de la prueba. El laberinto es un escenario distinto al de las otras pruebas, pues la suerte influye mucho en lo que te vas a encontrar y el camino que vas a tomar, y Rowling lo describe de un modo excelente.

Por supuesto, Harry no tiene tantas dificultades porque Barty le está eliminando obstáculos para que llegue el primero a la copa, aunque aun así se encuentra con viejos conocidos como los boggart y los escregutos, así como cosas nuevas como el conjuro reversor y la esfinge.

Al final, gracias a las maquinaciones de Barty y a la intervención del propio Harry, él y Cedric quedan igualados al final del recorrido, y deben colaborar para derrotar a una acromántula. La victoria conjunta les lleva a reflexionar sobre cómo se han ido ayudando el uno al otro durante el curso, y quién se merece más la victoria.

Al final, Harry propone que ambos cojan la copa a la vez para simbolizar una victoria conjunta, una decisión de la que se arrepentirá durante el resto de su vida.

Observaciones y curiosidades:
  • En el original, Ron repite lo de que Skeeter pinche a la gente (dicho bug en inglés, como ya comenté), y es el doble sentido con 'bicho' lo que le lleva a Hermione a plantearse que Skeeter se transforme en bicho para espiar. Probablemente fue a revisar la lista de animagos registrados, y confirmar que Skeeter no está en ella.
  • Si os fijáis, cada uno de los tres hermanos mayores Weasley ha acudido a cada una de las pruebas: Charlie a la primera, Percy a la segunda y Bill a la tercera.
  • Esta es la primera vez que se ven Bill y Fleur. No son presentados, aunque Fleur ya estaba ojeando la mercancía.
  • En el original, los nombres de los magos en el examen de Historia de la Magia son más aliterativos que los traducidos, justificando la afirmación de Ron.
  • Al igual que en la segunda prueba, parece que el público sólo puede presenciar el exterior del laberinto, porque si no se habrían dado cuenta de que pasaba algo raro.
  • El origen del conjuro Oriéntame es bastante obvio: en inglés es point me, que significa lo mismo.
  • Reducto viene del verbo latino del mismo nombre, que equivale a reducir, no en el sentido de hacer algo más pequeño, sino en el de destruir (para reducir el tamaño se usa reducio, similar pero no idéntico).
  • El conjuro impedimenta proviene de la palabra latina del mismo nombre, y de la que proviene la palabra 'impedimento'.
  • El acertijo de la esfinge es diferente en inglés, claro: se cambió para que siguiera dando como resultado 'araña' (en el original spider).

jueves, 8 de diciembre de 2016

Pensaderos

El texto a traducir de Pottermore este mes trata sobre los pensaderos, esos misteriosos objetos que permiten revivir los recuerdos de las personas. Veamos qué nos dice Rowling al respecto:

"Un pensadero es un plato amplio y poco profundo hecho de metal o piedra, a menudo decorado de forma elaborada o taraceado con piedras preciosas, y que porta poderosos y complejos encantamientos. Los pensaderos son raros, porque sólo los magos más avanzados los usan, y porque la mayoría de la comunidad mágica tiene miedo de hacerlo.

Los peligros percibidos del pensadero se relacionan con su poder sobre la memoria y el pensamiento. El pensadero está encantado para recrear los recuerdos de forma que se vuelven revivibles, tomando cada detalle almacenado en el subconsciente y recreándolo fielmente, para que el dueño del recuerdo, o (y ahí yace el peligro) una segunda persona, puedan entrar en los recuerdos y moverse por ellos. Inevitablemente, aquellos con cosas que ocultar, que estén avergonzados de su pasado, y que quieran aferrarse a sus secretos o proteger su privacidad, estarán reticentes antes un objeto como el pensadero.

Incluso más difícil que la recreación de recuerdos es el uso del pensadero para examinar y clasificar pensamientos e ideas, y muy pocos magos tienen la habilidad de hacerlo. Se ha visto a Albus Dumbledore usando el pensadero de Hogwarts de esta forma, notablemente en el capítulo 30 de Harry Potter y el cáliz de fuego, cuando añade pensamientos al pensadero y el rostro de Harry se convierte en el de Snape; Dumbledore se recuerda a sí mismo la conexión oculta entre Snape y Harry (que Snape estaba enamorado de la madre de Harry, y está ahora, aunque inmensamente a regañadientes, atado por el honor a protegerle).

Tradicionalmente, el pensadero de una bruja o mago es enterrado con ella o él, ya que es considerado un artefacto intensamente personal; cualquier pensamiento o recuerdo que quede en el pensadero es también enterrado con su dueño, a no ser que éste solicite otra cosa. El pensadero de Hogwarts, sin embargo, no pertenece a ningún individuo, sino a la escuela. Lo han usado una larga línea de directores y directoras, que también han dejado atrás su experiencia vital en la forma de recuerdos, formando una muy valiosa biblioteca de referencias para el director o directora que ocupe el cargo en cada momento.

El pensadero de Hogwarts está hecho de piedra tallada ornamentalmente y está grabado con runas sajonas modificadas, que lo marcan como un artefacto de un antigüedad inmensa, anterior a la fundación de la escuela. Una leyenda (sin sustancia) dice que los fundadores descubrieron el pensadero semienterrado en la tierra del lugar en el que decidieron erigir la escuela.

El nombre inglés del pensadero, pensieve, es un homónimo de pensive (pensativo), que significa estar profundamente inmerso en tus pensamientos; pero es también un juego de palabras, el sieve (tamiz) de la palabra alude a la función del objeto de clasificar los significados de entre una masa de pensamientos o recuerdos."


lunes, 5 de diciembre de 2016

Capítulo 30: El pensadero

En el capítulo 30 de Harry Potter y el cáliz de fuego, Harry se pierde en los recuerdos de Dumbledore mientras le espera en su despacho, ganando en el proceso más información de la que esperaba.

Voy a reconocerlo, me encanta la idea del pensadero. Un contenedor para aquellos pensamientos que no nos quepan en la cabeza, o que queramos examinar más a fondo. Es como grabar un evento en cámara para revivirlo cuando quieras, pero con toda tu vida.

Rowling hace un buen uso del pensadero en este capítulo: lo usa para mostrar de primera mano los acontecimientos que Sirius ya relató, dándoles mayor efectividad al poder vivirlos en lugar de escucharlos de segunda mano. Además, permite una perspectiva neutra, con detalles que en una narración podrían omitirse. Pero vamos por partes.

Harry llega al despacho de Dumbledore cuando éste estaba reunido con Fudge y Barty sobre lo que pasó con Crouch. Aunque Dumbledore entiende que Harry debe contarle algo, le hace esperar hasta que termine con Fudge.

Así pues, Harry se encuentra de nuevo solo en el despacho del director, aunque afortunadamente no está tan preocupado como la última vez. Mientras curiosea, termina encontrando el pensadero, y acaba entrando en los recuerdos que Dumbledore estaba examinando.

Se trata de juicios sobre personajes relacionados con la trama de este curso: Karkarov, Bagman, y Crouch padre e hijo. Sin duda, Dumbledore estaba revisando sus recuerdos para tratar de hallar la respuesta a lo que está pasando, aunque no está mirando donde debe (hay que notar que tanto en el presente como en el pasado Moody aparece al lado de Dumbledore en el este capítulo).

El primer juicio se basa en el trato que Karkarov hizo con el Ministerio para librarse de Azkaban a cambio de dar nombres de otros mortífagos, tal como contó Sirius. Al principio no hay nada de especial en su declaración, pero la cosa cambia cuando menciona el nombre de Snape.

Aunque se había implicado, es ahora cuando se revela sin tapujos que Snape fue un mortífago, y que al parecer se cambió de bando antes de la caída de Voldemort. El misterio de por qué abandonó a Voldemort cuando lo hizo y por qué Dumbledore le creyó serán una de las grandes incógnitas de la saga a partir de este momento, junto con si la traición de Snape fue real o fingida. Curiosamente, se omite la reacción de Harry a esta revelación.

El siguiente juicio es consecuencia directa del anterior, con Rookwood detenido por el chivatazo de Karkarov y Bagman a su vez acusado de pasarle información. Este juicio no tiene demasiado interés, pues está claro que Bagman no pasó esa información intencionadamente, si bien sirve para cubrir huecos argumentales de Crouch y Skeeter con respecto a él, y sin saber lo que pasa después plantea dudas sobre las intenciones de Bagman.

Algo interesante de este juicio es ver cómo la opinión pública importa en el mundo mágico: Bagman es conocido y famoso, así que nadie se cree que pueda estar con Voldemort, digan lo que digan las pruebas. Por contra, Sirius ni tuvo un juicio porque todos estaban convencidos de su culpabilidad.

El tercer juicio denota esto: todos están convencidos de la culpabilidad de los acusados, y el interés estaba en saber si Crouch sería o no indulgente con su hijo. No lo fue, y los ruegos y luchas de Barty plantean dudas sobre su papel en la tortura de los padres de Neville. ¿Era todo un acto para librarse de Azkaban? ¿O de verdad no participó, y cambió en su tiempo en la prisión? Quién sabe.

Es aquí cuando Dumbledore saca a Harry del pensadero. No le echa mucho la bronca por curiosear, pero está claro que le hace pensar en Bertha, y aconseja a Harry que sea cauto.

La conversación que tienen a continuación es una de las más interesantes entre los dos: normalmente Harry plantea preguntas y Dumbledore las responde mientras elabora hipótesis si no sabe la respuesta con seguridad, pero aquí en buena medida ambos desgranan de igual a igual el sueño de Harry y hablan como iguales. Da una buena impresión de lo perdido que se siente Dumbledore frente a lo que está pasando.

De todas formas, también hay mucho de la clásica explicación de Dumbledore, sobre todo en lo referente a los juicios y sus personajes. Y es el Dumbledore más amable y, a la vez, el más experimentado, el que hace prometer a Harry que no contará nada sobre los padres de Neville hasta que el propio Neville esté listo para hacerlo. Quizás no lo sepa todo, pero saberlo todo no le hace a uno sabio, y Dumbledore personifica eso mejor que nadie.

Ya estamos en diciembre, así que esta semana subiré un traducción de Pottermore. La de este mes irá sobre pensaderos, claro está. También intentaré postear la semana que viene la reseña de Animales Fantásticos que prometí, y que se ha retrasado por causas logísticas.

Observaciones y curiosidades:
  • Es normal que a Harry le dé cosa la silla del tribunal; al fin y al cabo, se va a sentar en ella en unos pocos meses.
  • Rookwood acabó en Azkaban por el chivatazo de Karkarov; se fugará junto a muchos otros en el próximo libro, y será clave para que Voldemort descubra cómo llegar hasta la profecía.
  • En el original, Crouch menciona que Rookwood ya le había conseguido a Bagman un puesto en el Ministerio.
  • Aunque no se hace mucho de ello, en este capítulo hace su debut Bellatrix Lestrange, que ya deja toda una impresión en el lector con su breve aparición.
  • El recuerdo de Snape que Dumbledore le enseña a Harry hace referencia a que la marca tenebrosa de su antebrazo y el de Karkarov se está haciendo más visible, señal de que Voldemort se fortalece. Podría ser que Snape acabara de contárselo a Dumbledore cuando Harry le vio salir de su despacho la noche de lo de Crouch.
  • Claramente Dumbledore mide sus palabras para explicarle a Harry su conexión con Voldemort sin contárselo todo. Asimismo, su interés en si Harry vio a Voldemort podría deberse a querer saber si lo vio todo a través de sus ojos, como sucederá en el futuro.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Capítulo 29: El sueño

En el capítulo 29 de Harry Potter y el cáliz de fuego, Harry intenta descansar tras lo sucedido con Crouch, pero entre unas cosas y otras debe mantenerse bien despierto.

Harry, Ron y Hermione están deseando saber lo que pasa, y en su interés por averiguarlo se pasan buena parte de la noche en vela repasando lo que saben, y las posibles explicaciones; como resultado, por la mañana están agotados y cansados.

El cansancio, sea físico o de paciencia, es una constante en este capítulo: además de nuestros protagonistas, Fred y George están cansados de que Bagman les toree y están empezando a considerar pasarse a su terreno. Ron y los otros intentan disuadirlos, pero no les hacen caso; quieren empezar un negocio, y para ello tienen que echarle billetes primero, sea como sea. Se están acercando demasiado a ser como Bagman.

Barty también está agotado, aunque en su caso es por estar fuera toda la noche fingiendo buscar a alguien a quien ya ha matado. Una vez resuelto ese asunto, urge a Harry a prepararse para la tercera prueba, aconsejándole que practique ciertos conjuros para poder ganar (por la cuenta que le trae).

El mismo consejo le da Sirius para que pase la prueba: está convencido de que alguien atacará a Harry, y su preocupación le lleva a ser más severo de lo habitual su ahijado, que a su vez se molesta de que todos anden detrás de él, como afirmando que se pone solo en peligro. Al fin y al cabo, él estaba en su derecho de hablar con Krum, y se encontró con Crouch por casualidad. Si bien es cierto que está en peligro, hay un límite en ser precavido.

En todo caso, Harry hace caso y practica conjuros y maleficios para estar preparado. Muchos de estos hechizos le serán útiles para la lucha contra Voldemort y serán los que enseñe en el Ejército de Dumbledore el año próximo.

El cansancio hace mella en Harry, y se queda dormido en clase de Adivinación, y tiene uno de sus sueños en los que ve lo que Voldemort está haciendo; Voldemort ha recibido la noticia de que Crouch está muerto, y se tranquiliza al saber que su plan sigue en marcha, ya cerca de cumplirse. Aunque necesita a Colagusano vivo para el ritual, le tortura como castigo por dejar que Crouch escapara, y es entonces cuando Harry se despierta.

Aunque aturdido, recuerda lo que Sirius le aconsejó, y va a ver a Dumbledore a su despacho para contarle lo sucedido. Da la casualidad de que se topa con una reunión entre Dumbledore, "Moody" y Fudge sobre lo sucedido con Crouch; veremos qué pasa con Harry ahora.

Observaciones y curiosidades:
  • En el original, Ron dice un "Oh, sí" cuando Hermione le revela el fallo en su teoría sobre la desaparición de Crouch.
  • A pesar de lo que diga Ron, resultará que sí se convertirá en prefecto el curso próximo.
  • El batir de alas en el alféizar cuando Harry se queda dormido se debe, una vez más, a Rita Skeeter.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Capítulo 28: La locura del señor Crouch

En el capítulo 28 de Harry Potter y el cáliz de fuego, las consecuencias del artículo de Skeeter llegan a afectar a Hermione, Ron se lamenta de su pobreza y la reunión para informar a los campeones sobre la tercera prueba termina con una aparición inesperada.

Después de hablar con Sirius en Hogsmeade, Harry, Ron y Hermione bajan a las cocinas para darle a Dobby sus calcetines y pillar algo de comida para Sirius. Una vez allí, ven que Winky se ha echado a perder, pues aún no acepta su despido y nadie la está apoyando más que Dobby. Harry intenta preguntarle sobre Crouch, pero Winky sólo revela que su amo le confió un fuerte secreto, pero no se lo va a contar a nadie.

Winky está preocupada porque sabe que Crouch no va a poder manejar a su hijo él solo, y que haya dejado de aparecer en público sólo aumenta su preocupación. Los otros elfos domésticos no se preocupan por ella, y cuando Hermione habla en su beneficio, les echan de la cocina. Aunque Hermione tiene buenas intenciones, su discurso está basado en lo que ella querría en su lugar, y debe aprender a ser menos radical, si bien los otros elfos deberían ser más comprensivos con una compañera que lo está pasando mal.

Los problemas no terminan, pues al día siguiente empiezan a llegarle a Hermione correos de odio de fans de Harry que no sabía que tenía, y que van a por ella por supuestamente jugar con sus sentimientos. Hagrid, que ya ha superado lo suyo con su artículo, le aconseja que no haga caso, pero Hermione se embarca en una cruzada personal contra Rita Skeeter, porque hay líneas que no se pueden cruzar, y hacer que Hermione pierda clases es una de ellas.

Hablando de Hagrid, es un alivio ver que después de finalizar con los unicornios no vuelve a las andadas, sino que se curra una clase divertida sobre los escarbatos que atrae la atención de los alumnos. Asimismo, parece que su relación con Maxime ha llegado al lado opuesto, porque ahora desconfía de ella y ha llegado a extender ese sentimiento hacia otros extranjeros, algo reprobable, no cabe duda, pero las cosas de una en una.

Entre unas cosas y otras, llega el día en el que los campeones deben ser informados del contenido de la tercera y última prueba del torneo. Esta vez no hay trampa ni cartón, se trata de un laberinto de setos lleno de trampas mágicas y criaturas que sortear, para llegar al centro, donde se encuentra la copa.

Lo interesante de esta escena es ver cuánto ha cambiado la percepción de Harry por parte de los otros campeones: al principio, no le tomaban muy en serio, incluso Cedric, pero ahora todos ellos le ven como a un igual, un rival digno, e incluso Krum le ve como a un rival potencial por Hermione y le dedica un cumplido por su vuelo con escoba, algo grande por parte de un jugador de quidditch de talla internacional.

Su conversación queda interrumpida por la aparición del señor Crouch, que ha conseguido escapar de Colagusano y llegar a Hogwarts. Enloquecido tras romper una maldición imperius tan prolongada, pasa de momentos de dolor y lucidez a total negación de la realidad, rehaciendo eventos del pasado y al parecer hasta mezclándolos. Aunque con esfuerzo logra contar lo que pasa entre espasmos de locura, Harry no le entiende.

Dejando a Crouch con Krum, Harry va a buscar a Dumbledore, a quien afortunadamente encuentra más o menos rápido (aunque no gracias a Snape). Sin embargo, al llegar se encuentran con que Crouch ha desaparecido y Krum está inconsciente, aturdido por Crouch o por un tercero.

Tras dejar a "Moody" a cargo de Crouch, pues "casualmente" ya andaba por la zona, Dumbledore informa a Karkarov de lo sucedido, pero el director de Durmstrang no duda en usar la situación para atacar a Dumbledore, acusándole de presentar una fachada amable mientras por detrás actúa de forma deshonesta, algo bastante ridículo viniendo de él precisamente.

Las cosas se están poniendo bastante tensas entre los organizadores, con Bagman haciendo sus tratos bajo mesa, Maxime desesperada por sacarle algo a Hagrid, Karkarov paranoico total por la marca tenebrosa, Crouch desaparecido y reapareciendo ahora en semejante estado para volver a desaparecer, y Dumbledore tratando de poner orden. Y las cosas sólo van a ir a peor.

Observaciones y curiosidades:
  • El título del episodio hace referencia a la locura del rey Jorge, referente al rey Jorge VIII de Francia, de quien se decía que estaba completamente loco y que hablaba con los árboles, como hace Crouch en este capítulo.
  • El término "pinchar" en el sentido de espiar conversaciones se dice en inglés bug, que también significa "bicho", y Ron se confunde y pregunta si le han pasado piojos a Hermione o algo; en la traducción lo resuelven haciendo que Ron se confunda con pinchar alfileres.
  • Los movimientos de Barty en este capítulo son los siguientes: Voldemort le envió un mensaje avisándole de la huida de Crouch, así que Barty se mantuvo vigilante mediante el mapa del merodeador. Al verle entrar por los terrenos, bajó y esperó a que Harry se fuera para aturdir a Krum y matar a Crouch, mientras seguía los movimientos de Harry con el mapa. Cuando Harry volvió con Dumbledore, se dejó ver argumentando que Snape le había contado la situación, sabiendo que Harry se había topado con él, y cuando Dumbledore le ordenó buscar a Crouch, se fue con su cuerpo y lo enterró en la zona de los escarbatos cuando todos se hubieron ido.
  • El búho que Harry ve llegar a Hogwarts mientras observa a Hagrid es muy parecido al que verá en su visión de Voldemort dentro de poco; bien podría ser el búho que lleva a Barty el mensaje sobre la huida de Crouch. 
  • Dumbledore usa su patronus para avisar a Hagrid de que se presente; es la primera vez que se ve usar un patronus de esta manera, aunque la vaga descripción del conjuro deja lugar a dudas.
  • Harry se pregunta cómo sabía Dumbledore que iba a enviar una lechuza a Sirius; la respuesta es que Dumbledore también se cartea con Sirius, y sabía que querría contárselo cuanto antes.
  • Puede parecer que la teoría de Fleur de buscar tesoros subterráneos parezca arbitraria, pero entre Maxime intentando hablar con Hagrid mientras éste cavaba el espacio para los escarbatos y Hagrid quejándose de que estaba intentando sonsacarle en qué consiste la tercera prueba, puede que no lo sea tanto.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Recordatorio Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos

Mañana, 18 de noviembre, se estrena al fin la primera película de la saga Animales Fantásticos. Cuando la haya visto (espero que sea este fin de semana, aunque es posible que tenga que esperar más) subiré una reseña con mis pareceres sobre ella. No será tan detallada como las reseñas hasta ahora de las películas de Harry Potter, ya que se basarán en un único visionado; en un futuro haré una reseña con ese formato basándome en la versión original y múltiples visionados.

Dicho esto, dejo los enlaces a los textos de Pottermore que servirán como preparación al trasfondo de esta película (recomiendo revisar también el libro Animales fantásticos y dónde encontrarlos, si se dispone de él):

Historia de la magia en Norteamérica

Escuela Ilvermorny de Magia y Hechiceria

El Mágico Congreso de USA (MACUSA)

lunes, 14 de noviembre de 2016

Capítulo 27: El regreso de Canuto

En el capítulo 27 de Harry Potter y el cáliz de fuego, Harry, Ron y Hermione se reúnen con Sirius para tratar los acontecimientos que se están produciendo, pero no antes de que Snape haga de las suyas.

Una vez finalizada la segunda prueba, todos disfrutan de una breve calma antes de que se produzca la tercera; dado que Harry no tiene que averiguar nada esta vez, puede estar tranquilo y dedicar su atención a lo que sucede a su alrededor.

No llama demasiado su atención la venganza de Rita Skeeter hacia Hermione, un artículo en el que la hace parecer la novia de Harry, a quien engaña con Krum. Hermione no está especialmente impresionada, pero Snape no duda en aprovechar para burlarse (las clases de Pociones están mucho menos indicadas para hablar que las de Encantamientos, a menos que seas de Slytherin).

Harry se ve separado de sus amigos y frente a Snape, que se burla de él porque está convencido de que Harry ha entrado en su despacho (más sobre eso después), tanto como para amenazarle con hacerle tomar una poción de uso ilegal y que lo confiese todo. Entre que las branquialgas salieron seguro de su despacho y la noche que casi le pilla fuera de la cama, está más que convencido.

Nuestro prota aguanta el temporal, reducido gracias a la inesperada aparición de Karkarov, que quiere pillar por banda a Snape para hablar de la marca tenebrosa, cada vez más clara. Harry trata de cotillear, pero sólo ve que Karkarov le enseña el brazo a Snape antes de que éste le descubra. Por suerte, no hay consecuencias para tal indiscreción (Snape tiene otras cosas en las que pensar).

Al día siguiente, Harry, Ron y Hermione visitan Hogsmeade para reunirse con Sirius, que se encuentra allí oculto en su forma perruna. La reunión no es tan emotiva como seria y profesional, ya que los cuatro hablan con libertad de los acontecimientos sucedidos a lo largo del libro, desde los Mundiales de quidditch hasta la supuesta incursión en Hogwarts de Crouch y su desaparición de la vida pública.

La conversación se desvía hacia los últimos años de la guerra contra Voldemort, y los posteriores a su caída, en lo referente a Crouch y su historia. Crouch estaba decidido a emplear todos los medios posibles para ganar a los mortífagos, incluso llegando a ser tan despiadado como ellos. Sus métodos, al parecer efectivos, le ganaron muchos partidarios, pero su dedicación extrema a su trabajo hizo que dejara de lado a su familia, llevando a su hijo por el mal camino.

Es la primera mención de Barty, a quien llevamos conociendo como "Moody" durante el curso. Barty es presentado como una figura trágica, un joven impresionable y ávido de afecto que vio en los mortífagos un grupo en el que demostrar su valía, y Voldemort como una figura paternal sustituta (y hay que estar muy necesitado para ver un padre en Voldemort).

Sirius relata muy bien la histeria colectiva de la que fue víctima, con la comunidad mágica exigiendo al Ministerio que encarcelase a todos los mortífagos, y en respuesta el Ministerio recurriendo a métodos cada vez más extremos para intentar demostrar que son eficaces. Crouch es un remanente de esos tiempos, un hombre que se aferra a la poca credibilidad que conserva, y cuyos métodos han permanecido latentes entre los magos, como se verá en el futuro.

Así pues, tras intercambiar información, todos se despiden de Sirius por el momento, aún haciéndose preguntas que no parecen tener respuesta, pero acercándose cada vez más a la verdad.

Observaciones y curiosidades:
  • Cuando Snape se pone a leer el artículo en clase, en el original se dice que hasta Hermione se puso colorada.
  • Harry (y el lector la primera vez) piensa que el robo de ingredientes de poción multijugos del que Snape le acusa fue el que acometió Hermione dos años atrás, pero en realidad son los robos que Barty ha realizado para hacer más poción.
  • La declaración de Sirius sobre juzgar a una persona por el trato a sus inferiores le pasará factura respecto a Kreacher. Aunque su odio hacia el elfo no se debía exclusivamente a ser un elfo, su trato hacia él podría haber sido mejor.
  • En la traducción se dice que algunos mortífagos salieron de Azkaban; lo que se quiere decir es que se libraron de entrar, no que se fugaran ni que les sacaran después, queda un poco ambiguo.
  • Snape no fue acusado oficialmente de ser un mortífago, porque se pasó al lado de Dumbledore y éste abogó por su inocencia. Algunos mortífagos, como Karkarov, le acusaron, pero nunca se sometió a juicio. 

lunes, 7 de noviembre de 2016

Capítulo 26: La segunda prueba

En el capítulo 26 de Harry Potter y el Cáliz de Fuego, Harry lo da todo para averiguar cómo superar la prueba en el último momento, pero son sus capacidades naturales las que le permiten salir del paso.

Una vez averiguado en qué consiste la segunda prueba, Harry, Ron y Hermione se enfrentan al problema en mano más evidente: Harry tiene que pasarse una hora bajo la superficie del lago, así que necesita respirar de alguna forma.

Y, al igual que la última vez, él, Ron y Hermione recurren a investigar en la biblioteca todos los libros que se les ocurran para dar con una solución. Y no es una mala idea, pero no es el estilo de Harry. Él es más de capear las cosas con la ayuda de sus amigos, que le ayudan porque él les ha ayudado antes. Sí, Ron y Hermione le están ayudando, pero los dos saben lo mismo que él, no están en posición de ayudarle.

Por contra, Hagrid y Neville podrían haberle dado alguna pista, pero en el primer caso Harry no quiere decepcionar a Hagrid (que está más que convencido de que lo tiene hecho) y ni presta atención a Neville, que con su interés en la herbología podría haberle hablado de las branquialgas, como tenía pensado Barty que sucedería.

Así pues, el mortífago tiene que recurrir a Dobby, y presenta una situación para que el elfo se entere de lo que pasa y decida ayudar a Harry. Gracias a él, Harry consigue llegar a la prueba preparado, aunque por poco se queda dormido, y entre el despertar brusco, la carga de adrenalina y las branquialgas cambiándole su sistema respiratorio sin previo aviso, puede que no estuviera en su mejor forma.

Gracias a Myrtle (otro ejemplo más de cómo Harry cuenta con sus amigos para avanzar), Harry llega el primero a donde están los rehenes, pero en su frenesí no cae en que no están en peligro de verdad y quiere asegurarse de que todos vuelven a la superficie antes de que se acabe el tiempo. El hecho de que los rehenes consistan en dos de sus amigos, la chica que le gusta y una niña de ocho años no ayuda, y tampoco que ya se haya visto en situaciones parecidas, al contrario que los otros campeones.

Al final, Harry termina llegando el último por esperar a que Cedric y Krum salvaran a sus rehenes y por ayudar a la hermana de Fleur, e incluso casi se ahoga porque los efectos de las branquialgas se le agotan en el último momento. Cuando Ron le asegura que no estaban en peligro, Harry se siente bastante idiota, porque la verdad es que era obvio. Ya digo que no estaba en su mejor forma.

Por suerte, la racha habitual de Harry en la que sus buenas intenciones le permiten compensar sus momentos menos lúcidos no termina aquí. Al ayudar a la hermana de Fleur se gana el respeto de ésta, que no había conseguido llegar y estaba muerta de preocupación; y los jueces, informados de lo sucedido por la gente del agua, consideran que Harry ha mostrado fibra moral y le dan muy buena puntuación.

Y así acaba el capítulo, con Harry cosechando los resultados de su buen karma y devolviendo lo recibido, pues se va a asegurar de que Dobby sea recompensado por ayudarle cuando más lo necesitaba. También podría agradecérselo a Myrtle, digo yo.

Observaciones y curiosidades:
  • En el original, hay una pequeña explicación sobre los animagos cuando Harry los menciona.
  • En el original, Dobby se refiere a la prenda que le han arrebatado a Harry como "Wheezy". Puede que, oyendo a Barty y a McGonagall hablar de los rehenes, entendiera mal el apellido Weasley (ya que los profesores se refieren a los alumnos por sus apellidos).
  • El conjuro relaxo (relashio en inglés) proviene del verbo francés relâcher, que significa soltar. 
  • Siempre me pregunto si los espectadores estuvieron viendo el lago en calma una hora esperando a que pasara algo (ya que los jueces no supieron lo que había pasado hasta el final, el público tampoco debería). Encima, es febrero y por la mañana temprano, en Escocia. ¡Qué frío debía hacer!
  • El escarabajo que tiene Hermione en el pelo al acabar la prueba es Rita Skeeter. Qué asco.

jueves, 3 de noviembre de 2016

El Mágico Congreso de USA (MACUSA)

El texto de Pottermore de este mes tratará sobre esta organización, equivalente al Ministerio de Magia en Gran Bretaña. Es recomendable leer este texto teniendo en cuanta aquellos sobre historia de la magia en Norteamérica y la escuela Ilvermorny:

"El Congreso Mágico de los Estados Unidos de América, conocido por los magos y brujas americanos por la abreviatura MACUSA fue creado en 1693, siguiendo a la introducción del Estatuto Internacional del Secreto Mágico. Los magos de todo el mundo habían llegado a un punto crítico, sospechando que podrían llevar vidas más libres y felices si construían una comunidad secreta que ofreciera su propio apoyo y tuviera sus propias estructuras. Este sentimiento fue particularmente fuerte en América, debido a los recientes Juicios de las Brujas de Salem.

El MACUSA se modeló en base al Consejo de Magos de Gran Bretaña, el predecesor del Ministerio de Magia. Fueron elegidos representantes de comunidades mágicas de toda Norteamérica para el MACUSA con el fin de crear leyes que politizaran y protegieran a la comunidad mágica americana.

El fin principal del MACUSA fue librarse de los rastreros, magos corruptos que cazaban a sus compañeros mágicos por beneficio personal. El segundo gran esfuerzo legal del MACUSA fue ocuparse del gran número de criminales magos que habían huido a América desde Europa y más allá, precisamente por la falta de unas leyes como las que existían en sus países de origen.

El primer presidente del MACUSA fue Josiah Jackson, un mago belicoso que fue votado para el cargo por sus compañeros representantes porque le consideraron lo bastante duro como para tratar con las dificultades de la era posterior a los Juicios de las Brujas de Salem.

En estos primeros años, el MACUSA no tenía un punto fijo de reunión. Los encuentros se producían en diferentes localizaciones para evitar la detección de los no-maj.

Aplicación de la ley:

La prioridad inmediata del presidente Jackson fue reclutar y entrenar aurores. Los nombres de la primera docena de voluntarios en entrenar como aurores en los Estados Unidos tienen un lugar especial en la historia mágica del país. Hubo tan pocos, y los desafíos que enfrentarían serían tan grandes, que sabían que podían tener que dar sus vidas cuando aceptaron el trabajo. Los descendientes de estos magos y brujas han recibido un respeto particular en los Estados Unidos desde entonces. Los doce originales fueron:

Wilhelm Fischer
Theodard Fontaine
Gondulphus Graves
Robert Grimsditch
Mary Jauncey
Carlos López
Mungo MacDuff
Cormac O´Brien
Abraham Potter
Berthilde Roche
Helmut Weiss
Charity Wilkinson

De estos doce sólo dos llegaron a viejos: Charity Wilkinson, que se convertiría en la tercera presidenta del MACUSA, y Theodard Fontaine. cuyo descendiente directo Agilbert es el actual director de la Escuela Ilvermorny de Magia y Hechicería. También son notables Gondolphus Graves. cuya familia sigue teniendo influencia en la política mágica americana, y Abraham Potter, cuya relación distante con el famoso Harry Potter sería descubierta por dispuestos geneálogos siglos después.

Desafíos:

América siguió siendo uno de los entornos más hostiles para las personas mágicas, principalmente por los descendientes de los rastreros, que se habían desvanecido de forma permanente en la comunidad no-maj y que mantenían viva la sospecha de la magia. Al contrario que en la mayoría de los países occidentales, no había cooperación entre el gobierno no-maj y el MACUSA.

Inicialmente, se creó un edificio encantado en los Montes Apalaches como cuartel del MACUSA, pero con el tiempo se convirtió en una localización inconvenientemente remota, especialmente dado que los magos, al igual que los no-maj, se estaban congregando cada vez más en las ciudades.

En 1760, el MACUSA se mudó a Williamsburg, Virginia, hogar del peculiar presidente Thornton Harkaway. Al presidente Harkaway se le atribuye la crianza de crups, perros muy similares a los Jack Russells, aparte de la cola bífida. La devoción del crup a los magos sólo es superada por su agresividad hacia los no magos. Desafortunadamente, la manada del presidente Harkaway asaltó a varios no-maj locales, que después de aquello sólo pudieron ladrar durante dos días. Esta ruptura del Estatuto del Secreto llevó a que Harkaway abandonara el cargo en desgracia. (Puede que no sea una coincidencia que Williamsburg sea la primera ciudad de los Estados Unidos en abrir un hospital psiquiátrico especializado. Los avistamientos de cosas raras alrededor de la residencia del presidente Harkaway podrían deberse a la admisión en el psiquiátrico de no-majs que, de hecho, estaban perfectamente cuerdos).

El MACUSA se mudó a Baltimore, donde vivía el presidente Able Fleing, pero el comienzo de la Guerra de Independencia, seguida de la llegada del Congreso no-maj a la ciudad, puso al MACUSA comprensiblemente nervioso y partieron a Washington.

Fue en Washignton donde la presidenta Elizabeth McGilliguddy presidió el infame debate "¿País o bondad?" de 1777. Miles de brujas y magos de toda América fueron al MACUSA para asistir a este encuentro extraordinario, para el que se tuvo que agrandar mágicamente la Gran Cámara de Reuniones. El tema de debate fue: ¿debía la comunidad mágica su alianza al país en el que habían formado sus hogares, o a la comunidad oculta mágica global? ¿Estaban moralmente obligados a unirse a los no-maj americanos en su lucha por la liberación frente a los muggles británicos? ¿O aquella, simplemente, no era su lucha?

Los argumentos a favor y en contra de la intervención fueron extensos y la lucha se hizo feroz. Los pro intervencionistas argumentaban que podrían salvar vidas; los anti intervencionistas afirmaban que los magos arriesgaban su seguridad revelándose en batalla. Se enviaron mensajeros al Ministerio de Magia en Londres para preguntar si ellos pretendían luchar. Les respondieron con un mensaje de cinco palabras: "en ésta no nos metemos". La famosa respuesta de McGilliguddy fue aún más corta: "Como veáis". Aunque oficialmente las brujas y magos americanos no se metieron en combate, extraoficialmente hubo muchas instancias de intervenciones para proteger a vecinos no-maj, y la comunidad mágica celebró el Día de la Independencia junto al resto de la sociedad americana, aunque no necesariamente a su lado.

Una de las leyes mágicas americanas más significativas fue creada en 1790, cuando el MACUSA aprobó un edicto para forzar la segregación total de las comunidades mágicas y no-maj. La Ley de Rappaport, nombrada por la entonces presidenta Emily Rappaport, fue creada como resultado de una de las peores rupturas del Estatuto Internacional del Secreto jamás vista, una ruptura en la que la hija del guardián del tesoro y los dragots de Rappaport y un descendiente de rastreros casi exponen la existencia de la magia por todo el mundo. Tras aprobarse la Ley de Rappaport, el matrimonio e incluso la amistad entre magos y no-majs se volvió ilegal en los Estados Unidos.

El cuartel del MACUSA permaneció en Washington hasta 1892, cuando una rebelión imprevista de la población del Pie Grande causó otra brecha de seguridad. Los historiadores culpan de la rebelión a Irene Kneedander, jefa del Cuerpo para la Protección de las Especies Mágicas (Humanoides), cuya interpretación del trabajo había sido atacar a cualquier Pie Grande que "se pasara de la línea". La llegada a Washington del Pie Grande necesitó de desmemorizaciones en masa y grandes reparaciones para el cuartel.

El MACUSA necesitaba un nuevo refugio, y durante el  varios años los magos se infiltraron en el equipo de construcción de un nuevo edificio de Nueva York. Para cuando el Edificio Woolworth estuvo terminado, podía servir para no-majs y, si se activaba con los conjuros correctos, transformarse en un espacio para magos. La única marca externa de la nueva localización secreta del MACUSA era la lechuza tallada en la entrada.


El MACUSA en los años 20:

Como con los otros cuerpos gubernamentales mágicos, el Departamento de Seguridad Mágica es el departamento más amplio del MACUSA.

La Ley de Rappaport aún seguía operativa en los años 20 y varias oficinas del MACUSA no tenían un contraparte en el Ministerio de Magia; por ejemplo, una subdivisión encargada de la confraternización con no-majs y una oficina que otorga y verifica los permisos de varitas, que todos, ciudadanos y visitantes, debían llevar en los Estados Unidos.

Una diferencia significativa entre los gobiernos mágicos de los Estados Unidos y el Reino Unido era la pena por crímenes serios. Mientras que los magos y brujas británicos eran enviados a Azkaban, los peores criminales en América eran ejecutados.

En los años 20 la presidenta del MACUSA era Seraphina Picquery, de Savannah. El Departamento de Seguridad Mágica estaba dirigido por Percival Graves, un muy respetado descendiente de los doce aurores americanos originales.

lunes, 31 de octubre de 2016

Capítulo 25: El huevo y el ojo

En el capítulo 25 de Harry Potter y el cáliz de fuego, Harry decide salir de noche para descubrir la pista del huevo, y descubre ciertas revelaciones.

Ah, la clásica salida nocturna por Hogwarts. Técnicamente ya se hizo antes en este libro, pero entonces Harry quería salir fuera para quedar con Hagrid, así que es ahora cuando se trata la tensión de "que no me pillen".

Gracias al mapa del merodeador, Harry puede saber quién anda cerca, así que llega al baño de prefectos sin problemas. Una vez allí, recibe la inestimable ayuda de Myrtle para averiguar que el huevo se entiende si se abre bajo el agua. Probablemente el enigma estaba pensado para que el campeón descubriera que el huevo cantaba en sirenio, pero bueno.

Aunque aún no sabe algunas cosas, Harry decide dejarlo ahí y seguir al día siguiente, pero en el camino de vuelta ve algo raro en el mapa: Bartemius Crouch en el despacho de Snape.

Como Harry ni siquiera sabe de la existencia de Barty hijo, se extraña de que Crouch, supuestamente enfermo, se cuele en Hogwarts sin motivo, y va a ver qué pasa.

Lamentablemente, ya ha estirado mucho su suerte, y en su embobe se traba en un falso escalón, se le caen el mapa activado y el huevo, el cual se abre y atrae a Filch y a Snape, así como alerta a Barty para que huya del despacho, dejando con las prisas pruebas de que ha entrado alguien.

Todos ellos se reúnen en el mismo sitio, y Snape se acerca mucho a pillar a Harry, pero Barty decide cubrirle (le necesita, al fin y al cabo) y ahuyenta a Snape aludiendo a su pasado como mortífago.

Es muy curioso: tanto Barty como Moody odian a los mortífagos que se han librado de prisión, aunque por motivos muy diferentes, así que Barty puede ser él mismo cuando aborda el tema. Así se desfoga.

Cuando Barty se entera de la existencia del mapa del merodeador, es muy consciente de lo cerca que ha estado de ser descubierto, así que se lo pide a Harry para librarse de futuros riesgos y de paso aprovecharlo para futuros esfuerzos. ¿He dicho ya que el tío es muy bueno en lo que hace?

Así, Barty se va con más de lo que había salido a buscar, mientras que Harry se queda intentando juntar las piezas mientras trata de descubrir lo más acuciante: cómo se supone que va a aguantar una hora bajo el agua.

Ya va a ser noviembre, así que toca texto de Pottermore. Este mes será el nuevo sobre el MACUSA, que junto a los otros dos sobre Norteamérica servirán como preparación para Animales Fantásticos. ¡No os lo perdáis!

Observaciones y curiosidades:
  • Snape menciona que ya han robado antes ingredientes para pociones de su despacho, referenciando a cuando Hermione lo hizo para la poción multijugos en La cámara secreta.
  • En realidad, Snape pilló a Barty robando ingredientes de su despacho en otra ocasión, y se inventó que Dumbledore le había pedido investigar para salir del paso.
  • Snape reconoce el mapa del merodeador de cuando se lo confiscó brevemente a Harry en El prisionero de Azkaban.
  • Reflexivamente, Snape se toca el antebrazo, donde se encuentra la Marca Tenebrosa. Ya vimos algo parecido con Karkarov.
  • En el original se menciona que Barty adopta una expresión de alarma cuando Harry le dice que ha visto a su padre en el mapa, seguramente por darse cuenta de lo cerca que ha estado de ser descubierto.
  • La cosa es que el consejo de Barty es lo que le dará interés a Harry para ser auror tras salir de Hogwarts, si bien hubo más factores (él mismo reflexiona en la ironía de que un mortífago le animara a escoger tal carrera).

lunes, 24 de octubre de 2016

Capítulo 24: La primicia de Rita Skeeter

En el capítulo 24 de Harry Potter y el cáliz de fuego, Hagrid resulta víctima de la intolerancia y el racismo, gracias a Skeeter.

Pasado el Baile de Navidad, todo parece haber vuelto más o menos a su cauce, con algunas excepciones. Ron y Hermione hablan pero están tensos, y al parecer Cedric y Cho han empezado a salir.

Los celos impiden que Harry aprecie la pista que Cedric le ha dado sobre el huevo, porque utilizarla supondría reconocerse inferior a Cedric. Suena muy absurdo, pero las cosas del corazón funcionan así. Y no es que le venga mal la pista, porque se acerca el día de la prueba y no tiene ni idea.

Una vez reanudadas las clases, Harry se distrae del huevo al saber que Hagrid está ausente, y Malfoy es feliz de informarle de la razón: Skeeter ha publicado un artículo en el que revela la ascendencia de gigante de Hagrid, entre otros datos derogatorios, y éste se ha recluido por la vergüenza.

Lógicamente, Harry, Ron y Hermione quieren que Hagrid vuelva, pero el resto de la clase está satisfecho con su sustituta, y es normal. Ya he comentado varias veces que el estilo de dar clase de Hagrid es bastante deficiente, ya que pone sus gustos por encima de lo que deben aprender los alumnos. Tiene los conocimientos, pero también tiene que saber aplicarlos para enseñar.

Tras varios días sin saber nada de Hagrid, el grupo va a Hogsmeade para ver si le ven, pero en su lugar se encuentran con Skeeter, que sigue a la caza de exclusivas. Hermione no duda en leerle la cartilla, y aprovecha el enfado para ir a la cabaña de Hagrid y hacer que dé la cara de una vez, con Harry y Ron detrás.

Da la casualidad de que Dumbledore ya estaba allí, tratando de convencerle de lo mismo (aunque a su manera, con esa calma que le caracteriza). La charla que tienen es una de mis favoritas, y hoy en día, con las redes sociales, es más importante que nunca.

Siempre, siempre, va a haber alguien a quien no le gustes, o que critique tu forma de hacer las cosas, y cuanta más gente sepa de ti más gente así habrá. Pero la gente que te conoce de verdad, es su opinión la que ha de importar, todo lo demás sólo te afectará en la medida en que tú lo permitas.

Viendo a toda la gente que le apoya, Hagrid se sobrepone, y a su vez inspira a Harry para que deje a un lado su orgullo y actúe como tiene que actuar. Es hora de darse un baño.

Observaciones y curiosidades:
  • La zambullida de Krum en el lago sin duda se debe a haber averiguado el enigma del huevo y estar tanteando el terreno.
  • Rita Skeeter estuvo presente cuando se juzgó a Bagman por pasar información a los mortífagos, de ahí su comentario hacia Hermione.
  • Aquí se hace la primera mención de Aberforth Dumbledore, el hermano del director, que será importante más adelante. En este momento no queda muy bien, la verdad.

lunes, 17 de octubre de 2016

Capítulo 23: El Baile de Navidad

En el capítulo 23 de Harry Potter y el cáliz de fuego, todo va bien en Navidad hasta que los celos convierten a Ron en un capullo integral, sin que Harry se quede muy atrás.

Ya lo dije antes, Harry y Ron aún son muy inmaduros para concebir estar en pareja, y ponerlos en esa tesitura sólo iba a dar problemas. Pero vamos por partes.

En los días previos a Navidad, el castillo se engalana lo mayor posible para quedar bien ante los invitados. Se descubre que Hermione se ha arreglado los dientes de estrangis, Harry recibe la contestación de Sirius, en la que le aconseja cautela, y Hermione sigue sin querer revelar quién es su pareja, para la incredulidad general.

En Navidad todo va como de costumbre, con regalos y buena comida, y con la aparición estelar de Dobby (a quien Seamus, Dean y Neville ya conocen, por lo que parece).

Las cosas empiezan a ir mal antes de empezar el baile. Harry y Ron ignoran a sus parejas para prestar atención a Cho y a Hermione respectivamente, y aunque Parvati puede afrontarlo mientras pueda lucir ser pareja de un campeón, terminan por irse. Capullos.

Por su parte, Hermione cierra bocas sin esfuerzo, demostrando que puede lucir su feminidad pero que normalmente no le encuentra sentido a hacerlo, y que un chico famoso como Krum puede valorarla por lo que es, para el oprobio de su club de fans. Ron no puede soportarlo.


Ron siempre tiene el problema de sentirse inferior, no le pasa sólo con Harry. A él le gusta Hermione, pero no es lo bastante maduro para aceptarlo y se pelea con ella como un niño de patio de recreo. Se obligó a sí mismo a no considerar a Hermione como una chica para no afrontar que le gustaba, y se aferró a la idea de que estuviera fingiendo tener pareja, pero no sólo ya no es posible, sino que además está saliendo con su ídolo, con el que nunca se ha atrevido a hablar.

Ron está más enfadado consigo mismo que con nadie, pero una vez más es demasiado inmaduro para aceptarlo y se desfoga con Padma, con Harry y con la pobre Hermione, que estaba tan contenta y quizá esperando sorprender a sus amigos y presentarle a Ron a su ídolo. Menudo jarro de agua fría.

Harry y Ron huyen de la fiesta y se internan en los terrenos, donde parejas más maduras disfrutan en la intimidad (aunque Snape odia el amor y está dispuesto a impedirlo). No le va tan bien a Hagrid, que aunque ha conseguido intimar con Madame Maxime, lo estropea hablando de sus orígenes, que es un tema tabú. Ya hablaré más del tema, pero entiendo que Hagrid se deje llevar, ya que nunca se ha encontrado con ningún otro semigigante y siempre se ha sentido solo en ese sentido.

En fin, parece que fue una mala noche para las parejas en general, aunque no para Cedric, que ha pasado una buena noche con Cho y le agradece a Harry su chivatazo dándole otro a Harry sobre el huevo, que Harry no se toma en serio por los celos. ¡Vaya tela!

Observaciones y curiosidades:
  • La navaja que Sirius le regala a Harry le será útil en La Orden del Fénix para abrir la puerta del despacho de Umbridge al estilo muggle, pero se fundirá al intentar abrir con ella cierta puerta del Departamento de Misterios.
  • La sala misteriosa que comenta Dumbledore es la Sala de los Menesteres, que sólo aparece ante la necesidad imperiosa de alguien; en este caso, la de Dumbledore de vaciar su vejiga. Quizás ya conozca la sala y esté troleando a Karkarov, pero me hace gracia la imagen de Dumbledore vagando de noche por los pasillos en busca de un lavabo.
  • Antes de que se estrenaran las películas (la primera se estrenó después de la publicación de este libro), mucha gente escribía a Rowling preguntando por la pronunciación del nombre de Hermione (que se pronuncia de forma muy distinta a como hacemos aquí; consultad mi reseña de la película de La piedra filosofal para más detalles). Rowling aprovechó este capítulo para responder a la duda.
  • Barty usará la información sobre la identidad de Dobby para hacer que a Harry le lleguen las branquialgas para la segunda prueba. El tío las aprovecha todas.
  • La conversación de Karkarov y Snape se refiere a la Marca Tenebrosa, que se va haciendo más clara según va recuperando Voldemort sus fuerzas. En Las reliquias de la muerte, descubrimos que Snape habló con Dumbledore sobre el asunto inmediatamente después.
  • El escarabajo que está en la estatua cerca de Hagrid y Maxime no es otro que la forma de animago de Rita Skeeter, siempre a la caza de la exclusiva.
  • En favor de Ron, debo decir que aprendió su lección; en cuanto vio aparecer a Krum en la boda de Bill y Fleur, se aseguró de invitar a Hermione a bailar enseguida. 
  • Como curiosidad, en la línea temporal modificada de El legado maldito Ron sí fue con Hermione al baile, porque ella rechazó a Krum, y al final resultó que Ron se lo pasó bien y terminó bailando con Padma, se cayeron bien, salieron y se casaron. ¡Lo que hay que oír!

lunes, 10 de octubre de 2016

Capítulo 22: Una prueba inesperada

Act Their Age, by Loleia

En el capítulo 22 de Harry Potter y el cáliz de fuego, el inminente Baile de Navidad fuerza a Harry y a Ron a darse cuenta de que las chicas existen antes de tener la madurez necesaria para afrontarlo.

Se acerca la Navidad, y durante el Torneo de los Tres Magos es costumbre que en Nochebuena se realice un baile para los profesores, los jueces y los alunnos de los colegios participantes.

Esto significa que en Hogwarts tenemos la típica trama de baile de fin de curso vista en infinidad de series y películas: las chicas buscan lucir vestido y chico guapo, y los chicos quieren pareja para no quedar mal, a ser posible guapa (el factor sexual no entra en juego, al menos para nuestros protagonistas).

Es muy tópico, pero divertido. Al ponerle en la cara el tema de las chicas a chavales inmaduros que no quieren ni oír hablar del tema siempre te echas unas risas, aquí y en cualquier colegio muggle.

En realidad, Harry no tendría problemas en ir solo, pero como representante del colegio está obligado a ir con pareja, así que no tiene más remedio.

Aunque algunas chicas se lo piden, a él le gustaría ir con Cho, pero apenas ha hablado con ella y se conforma con quererla a distancia. Cuando al fin consigue reunir el valor para pedírselo, resulta que ya se ha comprometido con Cedric. ¡Ay, Harry! Aunque hasta e momento estaba bien con él, los celos le llevan a odiarle sin motivo, y no será la última vez.

Por su parte, Ron es más inmaduro, y, en mi opinión, bastante repelente. Sólo quiere ir con pareja porque todos tendrán una, y aún así tiene la cara de exigir que su pareja sea guapa. 

Hermione ya tiene pareja, porque aunque le gustaría ir con Ron, sabe de sobra que no lo va a apreciar, y cuando se lo dice es como último recurso. Francamente, aunque Ron y ella estarán muy bien juntos en el futuro, a Ron le va a venir bien la cura de humildad que va a recibir.

Al final, lo único que hacía falta era hablar con alguna compañera de clase y preguntárselo, y aún así Harry se lo tiene que hacer a Ron.

El baile va a estar interesante.

Observaciones y curiosidades:
  • Muchas veces los objetos o animales que los alumnos de Hogwarts aprenden a transformar guardan un parecido en aspecto, características o nombre, para facilitar las cosas; en este caso, las gallinas de Guinea y los conejillos de Indias comparten similitudes en el nombre inglés (guinea fowl y guinea pig, respectivamente).
  • Hay un fallo de traducción en los deberes que les manda McGonagall a los de cuarto; deberían explicar las transformaciones de una especie a otra, no en especies híbridas. Esto se debe a una traducción literal del término cross-species.
  • Me extraña que el baile sea para alumnos de cuarto para arriba. Dado que en la lista de compras se requería la túnica de gala, ya estaba pensado de antes, pero me da la impresión de que normalmente sería para alumnos de sexto y séptimo y que bajaron la edad por Harry. 
  • A Ginny le tuvo que sentar fatal perder la oportunidad de ir con Harry al baile. Dado cómo trató a Parvati, probablemente fue lo mejor. Aunque Harry es un poco más maduro que Ron, aún le queda.

lunes, 3 de octubre de 2016

Capítulo 21: El Frente de Liberación de los Elfos Domésticos

En el capítulo 21 de El cáliz de fuego, Harry disfruta de un merecido descanso tras la primera prueba, mientras que Hermione trata de dar un paso más en su cruzada por los elfos domésticos, y se topa con una sorpresa inesperada.

Una vez más. Harry recibe una fiesta en la sala común de Gryffindor, pero las cosas son muy distintas a cuando fue elegido campeón; sus amigos están junto a él, todos le apoyan, y celebran lo que él ha conseguido con sus méritos en lugar de algo que no se ha merecido. El ambiente es mucho más alegre, y es contagioso.

En medio de la fiesta, Harry abre el huevo que contiene la pista para la segunda prueba, pero nadie saca en claro lo que significan los gritos y chirridos que salen de él. Harry no se preocupa demasiado porque tiene hasta febrero para averiguarlo, una actitud que le terminará causando muchos problemas.

Las cosas no tardan en volver a la normalidad, lo que significa tener que seguir cuidando de los escregutos en la clase de Cuidado de Criaturas Mágicas. La actitud de Hagrid hacia los escregutos ya bordea en lo suicida, pues no presta atención al hecho de que son muy peligrosos para sus alumnos, y accede a entrevistarse con Rita Skeeter sobre ellos, a pesar de saber muy bien quién es ella y que sus escregutos son el resultado de una cruce de especies ilegal, con lo cual no es buena idea que se publique en la prensa.

Aunque preocupados por Hagrid, Harry y los otros no pueden hacer mucho, y se distraen cuando Hermione les revela que ha entrado en las cocinas de Hogwarts. Harry y Ron están seguros de que quiere arrastrarles al activismo del PEDDO, pero resulta que Hermione quería llevar a Harry a las cocinas a petición de Dobby, que ahora trabaja allí.

Dobby ha cambiado bastante desde su última aparición; tal como les dijo Winky, verse libre de los Malfoy le hizo apreciar la libertad, y aunque le gusta trabajar, quiere mantener la suficiente independencia para poder ser él mismo. Bien también por Dumbledore, que no tuvo ningún problema en aceptar las condiciones de Dobby e incluso le ofreció más paga y días libres de los que él quería. Dumbledore no presiona a nadie, él deja que trabajes bajo tus propias condiciones. Muchos jefes podrían tomar ejemplo.

Hermione está encantada, pero los otros elfos domésticos no ven con buenos ojos que Dobby tenga paga y días libres, y hay que respetar su postura. De hecho, aunque no les gusta, no tratan mal a Dobby y no intentan convencerle de que abandone esas convicciones.

Por otro lado, Winky sigue afectada por su despido (más aún porque sabe lo que ha dejado en casa), y se niega a confraternizar con los otros elfos domésticos, a pesar de que comparte su opinión respecto a Dobby. Reflexionando sobre lo que ella les cuenta (que no es mucho), Harry y los otros salen de la cocina, cada uno en su propia mentalidad; Harry contento de haberse reencontrado con Dobby, Hermione esperanzada de que los elfos domésticos cambien poco a poco por influencia del elfo libre, y Ron simplemente feliz de tener comida.

Dejemos que sean felices por el momento.

Observaciones y curiosidades:
  • La reacción de Neville al huevo, y su convencimiento de que era alguien torturado con la maldición cruciatus, resultan muy reveladores.
  • La opinión de Winky (y por extensión de Crouch) hacia Bagman se debe a que le pillaron pasando información a un mortífago agente doble infiltrado en el ministerio, pero él creía que era un amigo y no estaba conchabado con los mortífagos, así que fue absuelto, para disgusto de Crouch. Que Bagman se convirtiera en jefe de departamento sólo tuvo que inflamar aún más su desprecio.

sábado, 1 de octubre de 2016

Entrada 100: Mi Pottercolección

Para celebrar mis cien primeras entradas, he decidido dedicar un espacio a mostraros los objetos de Harry Potter que he ido reuniendo a lo largo del tiempo. Algunas cosas las tendréis todos, otras a lo mejor las habéis visto pero no las tenéis, y otras quizás ni las conozcáis. ¡O a lo mejor ni os interesa su existencia, claro! En todo caso, espero que os gusten mis cosas XD:

La colección de libros completa:


Lógicamente, lo primero que quiero enseñar es la colección de las siete novelas de Harry Potter más la "octava" entrega, ¡recién compradita! No estoy muy seguro de si debe ir con las demás, pero no queda nada mal. Todos los otros son de la editorial Salamandra, con su estilo particular, y tienen ya sus años, excepto El cáliz de fuego, que es una edición del año pasado. ¡La edición original está tan destrozada que me da vergüenza enseñarla! Con lo poco que me gusta dañar los libros ahora... Los demás están algo deteriorados, pero se mantienen, y espero que lo sigan haciendo para muchas más relecturas en el futuro.

Los libros extra:





Quidditch a través de los tiempos, Animales fantásticos y dónde encontrarlos y Los cuentos de Beedle el bardo. Estos libros, aunque oficiales, son menos conocidos, y he encontrado a bastantes fans que no conocen de su existencia. Los tres son libros cortitos que Rowling escribió con fines benéficos, y están basados en libros que se mencionan en la saga.

Quidditch a través de los tiempos se basa en el libro que Hermione cogió de la biblioteca en La piedra filosofal para aprender sobre volar, y luego se lo prestó a Harry para que aprendiera sobre quidditch. Como veis por la foto, está diseñado como un libro de la biblioteca de Hogwarts, con una lista de alumnos que han cogido prestado el libro, junto con una advertencia de la señora Pince para no romper el libro, o atenerse a las consecuencias. Detalla la historia del quidditch y su situación en el mundo mágico.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos es uno de los libros que se requieren para los estudiantes de primer año de Hogwarts, y éste está basado en el de Harry. Junto a las muy interesantes descripciones de las criaturas mágicas hay divertidas notas de Harry y sus amigos (por ejemplo, en la entrada del colacuerno húngaro Harry añade muchas más X al índice de peligrosidad). La nueva saga cinematrográfica que empezará en noviembre está basada en este libro, y su autor en el universo Potter, Newt Scamander, será su protagonista.

Finalmente, Los cuentos de Beedle el bardo está basado en la versión que Dumbledore le cedió a Hermione en Las reliquias de la muerte, supuestamente traducido de las runas por ella y con comentarios de Dumbledore  encontrados en su despacho tras su muerte. Este libro salió después del final de la saga; al principio sólo había cinco ejemplares, que se regalaron o subastaron, pero al final Rowling accedió a venderlo con fines benéficos, igual que los otros.

Otros libros:

Estos son libros no oficiales pero también muy interesantes, cada uno a su manera.



¿Qué pasará en Harry Potter 7? (What will happen in Harry Potter 7?) es, como su propio nombre indica, una publicación que intentaba averiguar lo que sucedería en la última novela, basándose en lo sucedido en las anteriores. Fue escrito por los amigos de Mugglenet, y traducido al español. Yo lo encontré en un mercadillo a bajo precio, y me llamó la atención. Ahora mismo ya está desfasado, claro, pero es curioso ver cómo acertaron en cosas como la identidad de R.A.B. y que Harry fuera un horrocrux, y cómo se equivocaron en cosas como la muerte de Dobby (como podéis ver en la foto, creyeron que su supervivencia estaba asegurada :c).



El diccionario del mago (The sorcerer´s companion) es un libro de lo más curioso. Sus autores, Elizabeth Kronzek y Allan Zola Koronzek. apuntaron todas las referencias a elementos folklóricos o mitológicos de la saga y realizaron una investigación a fondo para mostrar su origen. Desde la adivinación a los trols, pasando por la piedra filosofal, las capas de invisibilidad y la misma magia, resulta muy útil para saber de dónde sacó Rowling su inspiración para crear muchos de los elementos del mundo mágico. Eso sí, sólo llega hasta el cuarto libro, y no tengo constancia de que haya reediciones. Aún así, es un libro que vale la pena investigar.



Los tesoros de Harry Potter es lo que se podría llamar un álbum de rodaje: muestra los pasos que se dieron a la hora de adaptar a la gran pantalla la saga de Harry Potter, con anécdotas del rodaje, comentarios de los directores y actores, diseños de los vestuarios y los escenarios y, sobre todo, reproducciones de algunas cosas que se fabricaron para el rodaje. Resulta muy curioso, y los objetos de regalo valen la pena, ya los veréis más adelante.

Películas:



La colección completa de películas, en una única caja metalizada. Conseguí contenerme y no comprarme ninguna peli hasta que saliera un pack de este estilo (bueno, me compré La cámara secreta en VHS, pero ya no me vale). Como resultado, conseguí todas las pelis juntas y a un buen precio, eso sí, sin ningún extra, eso es un pack distinto mucho más caro. Algún día...

Otras cosas:


Algunos decretos de enseñanza de Umbridge. Éstos venían en Los tesoros de Harry Potter, y me ha parecido que podría ser curioso ponerlos. No son precisamente la joya de mi colección, pero aquí están.



El mapa del merodeador. Esto sí que merece un buen puesto en esta entrada, sería la joya de mi colección si no tuviera también lo que vendrá después. No deja de ser una copia de un objeto creado para usarse en una peli, pero no sé, me emociono siempre cuando lo veo. La compra de Los tesoros de Harry Potter sale a cuenta sólo por incluir este mapa.


La carta de Hogwarts. Ya la habéis visto, ésta sí que es mi joya de la corona, y lo mejor es que también está incluida en Los tesoros de Harry Potter. Da igual que esté en inglés, o que vaya a dirigida a Harry, es una carta a Hogwarts y la atesoraré siempre (al menos, hasta que algún día tenga una propia).


Giratiempos. Sí, tengo dos. Me gustaría decir que es por un viaje en el tiempo que salió raro, pero la realidad es que el primero me lo compré en una convención y el otro me lo regalaron. Solía tenerlos separados, pero ahora no estoy seguro de cuál es cuál, jajajaja. Siempre que tengo problemas con el tiempo, me gusta ponérmelo y darle vueltas. Ains.


Una taza con un llavero del símbolo de las Reliquias de la Muerte. La taza en sí no es nada especial, así que la he incluido junto a mi llavero, al que le tengo más cariño. Me ha servido para identificarme frente a otros potterfanáticos, y las puntas afiladas del triángulo me han venido bien en algunos casos. En serio.


Y para acabar, mi camiseta de Hogwarts, que llevo con orgullo. La verdad es que quería una camiseta de mi casa, Ravenclaw, pero el diseño de ésta me atrajo y tuve que comprármela. No lo parece, pero ya tiene más de un año y ha pasado por muchas cosas, y sigue igual que el primer día. Eso es calidad.

Y esto es todo. No sé si os interesará saber lo que tengo, pero espero que al menos os hayan llamado la atención algunas cosas y queráis saber más. El universo de Harry Potter es inmenso, y nunca dejará de aumentar. Ahora mismo tenemos reciente la publicación de El legado maldito, que está dando mucho de qué hablar, y tenemos Pottermore y la nueva saga de películas, que al menos permitirán dar imagen a varias bestias fantásticas. 

Yo seguiré aquí, con mis reseñas semanales, desgranando cada capítulo de la saga y quién sabe si en un futuro algo más. De momento estoy contento con esto, pero el futuro puede deparar cualquier cosa. ¡Nos vemos en la entrada 101! 

lunes, 26 de septiembre de 2016

Capítulo 20: La primera prueba

En el capítulo 20 de El cáliz de fuego, Harry se prepara en la medida de lo posible para superar la primera prueba, o al menos para intentar no morir en el intento, cosa difícil cuando tiene que encararse con un dragón adulto.

A pocos días de la primera prueba, Harry se aferra a las palabras de Sirius para poder superarla; lo único que pudo decirle antes de irse es que bastaba con un conjuro sencillo, así que él y Hermione se comen la cabeza buscando conjuros que sean útiles contra un dragón (y hay pocos, pues los dragones son muy resistentes a la magia).

Aunque está desesperado, Harry se toma su tiempo para decirle a Cedric que tendrán que burlar a un dragón, ya que es el único de los campeones que no lo sabe. No está claro lo que hubiera hecho de no tener claro que Krum y Fleur ya sabían en qué consiste la primera prueba, pero no deja de ser una prueba de altruismo muy noble, y que se paga con una valiosa pista por parte de Moody. O al menos, eso es lo que parece a primera vista.

Barty ya movió sus hilos para que Harry se enterara de lo que le espera, pero claramente no iba a ser suficiente, y parece que ha estado buscando el momento idóneo para darle a Harry la pista final, disfrazada de consejo disfrazado de neutralidad mal fingida. Haciendo que Harry deduzca por sí mismo lo que debe hacer se cubre las espaldas, y las circunstancias le permitirán chivarle a Cedric cómo resolver el enigma del huevo, sabiendo que a su vez se lo diría a Harry para devolverle el favor. El tío es listo.

La idea que le da a Harry es excelente: aplicar sus puntos fuertes y adaptarlos a las circunstancias de la prueba. En este caso, la habilidad de Harry con la escoba le daría un amplio margen de maniobra frente a su dragón, y como Harry sólo puede llevar su varita en la prueba, necesita dominar el encantamiento convocador, que le permitirá atraer su Saeta de Fuego hacia él. Harry practica sin cesar, y su esfuerzo da sus frutos.

Incluso teniendo un plan, comprensiblemente Harry está más nervioso que nunca en su vida, al igual que los otros campeones; es de agradecer que todos muestren nerviosismo a pesar de saber lo que tienen que hacer y sus actitudes anteriores: la autosuficiencia de Flur y el pasotismo de Krum ya no están aquí, y los cuatro campeones están igualados frente a lo que les espera.

Y precisamente eso es lo que le conviene a Harry: hasta el momento, él ha sido el raro del grupo, el que no debería estar allí, el que todos pensaban que caería o se retiraría a las primeras de cambio. Ahora, viéndole competir al mismo nivel que los demás, y no sólo superando la prueba, sino haciéndolo de una forma espectacular, se ha ganado el respeto de muchos, pero más importante, ha recuperado el de Ron.

Al ver a lo que se enfrentaba, Ron comprendió (o más bien se recordó) los peligros que Harry tiene que afrontar, nunca por su culpa, y que él nunca ha querido la fama. Es estupendo ver cómo Ron toma la iniciativa para retractarse, aún más cuando, una vez llegado el momento, Harry no quiere saber nada de disculpas. Sólo quiere volver con su mejor amigo.

No todo está resuelto, pues aún quedan dos pruebas, la incógnita de quién puso el nombre de Harry en el cáliz y por qué sigue estando ahí, y aún quedan personas que se burlarán de Harry, encabezadas por Rita Skeeter. Pero a Harry no le importa, porque tiene el apoyo de sus amigos, y con ellos se enfrentará a lo que surja.

La próxima entrada es la número 100, así que en lugar de traducir algún texto de Pottermore voy a hacer algo especial que se me ha ocurrido. La entrada se publicará el 1 de octubre. ¡No os la perdáis!

Observaciones y curiosidades:
  • El libro sobre dragones que consulta Harry en la biblioteca y que descarta al final se titula en el original Hombres que aman demasiado a los dragones.
  • El conjuro diffindo proviene del verbo latino del mismo nombre, que significa "dividir".
  • Los objetos de auror de Moody merecen un examen concienzudo: la mayoría están apagados, supuestamente por las trampas y engaños de los alumnos, pero puede ser que lo estuvieran para que no revelasen el engaño del impostor. El reflector de enemigos, sin embargo, parece que ha sido recalibrado para Barty, pues más adelante señalará como enemigos a Dumbledore y a los otros profesores. Finalmente, en el baúl de siete cerraduras tiene encerrado al verdadero Moody.
  • En el original, Harry dedica un momento a pensar en qué se le da bien cuando Barty le insiste, y llega entonces a la respuesta. En la traducción Harry contesta inmediatamente.
  • La bolsa de las miniaturas de los dragones es de color púrpura en el original; en la traducción pasa a ser roja por alguna razón.
  • Aquí comienzan las tretas de Bagman para que Harry gane el torneo, tratando de darle consejo de estrangis y dándole la máxima puntuación. Y puede que esté tan contento al final porque su apuesta va por buen camino.