lunes, 28 de septiembre de 2015

Capítulo 12: La poción multijugos

En el capítulo 12 de La Cámara Secreta, llega la Navidad a Hogwarts, el momento perfecto para hacerse pasar por Crabbe y Goyle y sonsacarle a Malfoy lo que sabe sobre el Heredero de Slytherin.

En este capítulo pasan muchas cositas dignas de mención, así que voy a ir paso a paso para no dejarme nada sin comentar. Para empezar, tenemos a Harry solo en el despacho de Dumbledore por primera vez (volverá muchas, muchas veces en el futuro).

Harry ve al Sombrero Seleccionador y se lo vuelve a poner en un intento de resolver las dudas que le corroen sobre su destino; no se puede decir que le ayude mucho (más información en las curiosidades). Encima, cuando se da cuenta de que el pájaro mascota de Dumbledore existe, éste se prende fuego y se muere. Ups.

Por suerte, Dumbledore hace su aparición y calma a Harry diciéndole que su fénix mascota se muere de vez en cuando, es algo normal. y que ni él ni los otros profesores creen realmente que Harry sea el heredero de Slytherin. Eso ayuda, pero creo que Harry debería haberle contado a Dumbledore algunas de las cosas que han pasado, al menos lo de la voz misteriosa y lo de hablar pársel. Entiendo las razones por las que Harry no quiere contarle nada a Dumbledore, pero hubiera facilitado mucho las cosas.

Una vez terminada la reunión, volvemos al status quo anterior, exacerbado aún más por los nuevos ataques: todos temen a Harry excepto sus amigos y Fred y George, que se toman los rumores a broma (benditos sean). El ambiente de pánico provoca que casi todos los alumnos vuelvan a casa por Navidad, así que los Weasley, Harry y Hermione pueden disfrutar de la tranquilidad de que nadie llame asesino a Harry y esas cosas, además de ser el momento perfecto para ir a por Malfoy, que también se queda en Hogwarts.

Después de un banquete de Navidad apresurado, Harry y Ron se deshacen de Crabbe y Goyle para poder suplantarlos, con Hermione planeando aprovechar la paliza que le dio Bullstrode en el anterior capítulo para suplantarla gracias a un pelo suyo que se quedó enganchado a su túnica, o eso cree ella. Una vez transformados, Harry y Ron tienen que proseguir solos con el plan ante la negativa de Hermione a acompañarlos, y se encuentran con el obstáculo de que no saben dónde está la sala común de Slytherin ni conocen la contraseña para entrar. En todo el mes que estuvieron preparando el plan se les podía haber ocurrido investigarlo, digo yo.

Por suerte, es Malfoy quien les encuentra a ellos, y como siempre está más que dispuesto a fardar de lo que sabe, que no es mucho. Al oírle hablar a solas con quien se cree que son sus lacayos queda claro que Malfoy sólo odia a los hijos de muggles porque es lo que le han enseñado; menciona a su padre cada dos por tres y habla de temas fuertes sin tener realmente claro lo que significan. Es un odio sin sustancia, y esa clase de odio nunca termina bien para quien lo practica.

De la conversación sacamos que Malfoy no es el Heredero de Slytherin (probablemente pocos lectores lo creían a estas alturas) ni sabe quién es, pero sí sabe que abrieron la Cámara antes de la época del padre de Malfoy, pero que él misteriosamente lo sabe todo al respecto. Qué curioso.

Harry y Ron consiguen huir antes de que se les pasen los efectos de la poción y descubren la razón por la que Hermione no quería dejarse ver: usó un pelo de gato para la poción y, como no se puede usar con seres no humanos, le ha producido una transformación parcial y semipermanente. Es una pena que después de ser la artífice principal del plan Hermione no haya podido llevarlo a cabo, pero quizás su presencia hubiera fastidiado las cosas porque Bullstrode no forma parte realmente de la banda de Malfoy; en todo caso han conseguido saber lo que querían y despejar sus dudas sobre Malfoy.

Ah, y no me olvido de Percy y su misterioso comportamiento; primero insiste en quedarse en Hogwarts alegando su condición de prefecto, y luego se le ve rondando por las mazmorras justo después de que Penélope Clearwater sale de ellas a pesar de ser de Ravenclaw. Si no llega a ser porque hablamos de Percy, hubiera sido evidente que se estaban viendo a escondidas. ¡Nos vemos!

Observaciones y curiosidades:
  • En el original, Harry se comenta a sí mismo que hasta justo ese momento le hubiera encantado tener la posibilidad de echar un vistazo por el despacho de Dumbledore.
  • En el original lo que el Sombrero Seleccionador le dice a Harry es un tanto distinto a la traducción; cuando le dice que mantiene lo que dijo, se refiere a su afirmación de que estaría bien en Slytherin. En la traducción parece reafirmarse en haberle colocado en Gryffindor, aunque admite que podría haber estado en Slytherin.
  • La fidelidad de Fawkes, sus lágrimas curativas y su capacidad para llevar cargas muy pesadas serán cruciales en la batalla final de este libro. 
  • En el original Harry no se alegra de que Fred y George se tomen la idea del Heredero de Slytherin a guasa, sino de que no se tomen en serio los rumores de que Harry es el heredero, y de ahí las bromas.
  • En la traducción se dice que hay que asistir al banquete de Navidad incluso si hay que tomarse luego la poción multijugos; el original dice que incluso con esa perspectiva es imposible no disfrutar del banquete.
  • Las voces de Crabbe y Goyle en este capítulo no tienen nada que ver con cómo son en su aparición en las Reliquias de la Muerte, cuando Harry las describe como sorprendentemente suaves. Quizá les cambiaron con la pubertad, aunque suele darse de una voz suave a una grave, no al revés. 
  • En el original, cuando Harry pone cara de desconcierto Ron dice que con esa cara sí que se cree que sea Goyle.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Capítulo 11: El club de duelo

En el capítulo 11 de La Cámara Secreta, la situación da un giro cuando Harry se convierte en el sospechoso número uno de ser el heredero de Slytherin, con dramáticas consecuencias.

Después de volver a tener todos los huesos en el cuerpo, Harry se reúne de nuevo con Ron y Hermione, que ya han empezado a preparar la poción multijugos con prisas por el ataque de Colin. Por su parte, el resto del colegio se entera de lo sucedido y se siembra el pánico, como es de esperar. A destacar la reacción de Ginny, y los "intentos" de animarla de Fred y George. Benditos sean.

Con el fin de conseguir los ingredientes de la poción no accesibles a los alumnos, Hermione traza un plan para distraer a Snape y así poder colarse en su despacho para hacerse con ellos. Es sorprendente ver a Hermione tan dispuesta a transgredir las normas, aunque sea para hacer el bien; es en estas cosas en las que se nota su evolución con respecto a cómo era al principio. Cierto es que esto le toca de cerca, pero aún así.

Todo va bien, pero la reacción de Snape deja muy mal sabor de boca. Puntos a Harry por ser quien lo inicia todo, pero creo que esta vez debería haber sido Ron, pues Snape siempre está pendiente de Harry, para bien o para mal. En todo caso, tampoco se llega a nada desde esta escena, así que no hay mucho más que decir.

La clave de este capítulo, como su propio nombre indica, es el club de duelo que abre Lockhart, que a cada capítulo que pasa me parece más estúpido. Quiero decir, si no eres tan bueno como dices ser, lo suyo al menos es intentar no ponerte en evidencia. En cambio, Lockhart básicamente abre un club en el que mostrar a todo el colegio que no tiene ni idea de lo que dice saber. Por suerte para él sólo llegan a tener una clase.

Como es de esperar, poner a los alumnos a batirse entre ellos sin preparación no da unos resultados espectaculares; Ron casi mata a Seamus, Harry y Malfoy empiezan a lanzarse conjuros no permitidos, y la recién presentada Millicent Bulstrode opta por batirse con Hermione en plan lucha libre. Al final, Harry y Malfoy tienen que batirse delante de todos, y a Snape no se le ocurre otra cosa que decirle a Malfoy que invoque una serpiente. ¿Por qué?

Desde un punto de vista externo, está claro que la serpiente está ahí para provocar a Harry a hablar pársel, pero dudo que ése fuera el motivo de Snape. En todo caso, es lo que ocurre cuando la serpiente intenta atacar al amigo Justin, y todos se quedan flipando.

Ron explica por qué: que Harry pueda hablar con las serpientes es algo muy chungo, pues muy poca gente puede hacerlo, y la mayoría de los hablantes de pársel son magos tenebrosos, empezando por el mismísimo Salazar Slytherin. Evidentemente, en este clima de crispación mostrar alguna conexión con el fundador de Slytherin equivale a ponerte en la lista de sospechosos.

Harry sabe que las acusaciones son infundadas; para empezar, la serpiente no tenía nada que ver con él, atacó a Justin antes de que él hiciera nada, y después de que habló con ella, retrocedió. Pero el problema no es ese; es que Harry está encontrando motivos para creer que efectivamente podría ser el heredero de Slytherin y no saberlo, sobre todo por saber que el Sombrero Seleccionador le hubiera puesto en Slytherin si no le hubiera pedido ir a otra casa.

Intentando librarse de sus demonios, Harry trata de encontrar a Justin para aclarar las cosas, pero en su lugar encuentra a algunos compañeros de Hufflepuff, que sin tapujos sospechan que es el heredero. Abatido, Harry vaga sin rumbo y se topa por casualidad con Justin y Nick petrificados. Ni siquiera ha oído las voces esta vez, han sido el azar y la mala suerte lo que le ha puesto esta vez en el ojo del huracán.

Como dice McGonagall, esto la sobrepasa; Harry ahora mismo está tan metido en la mierda que sólo Dumbledore puede sacarle de ella. Y allí vamos, a ver su despacho por primera vez. ¿Será suficiente para que Harry vea la luz? ¿O habrá que esperar al final del libro?

¡Nos vemos!

Observaciones y curiosidades:
  • En el original Malfoy no les hace burla con los ojos a Harry y Ron, sino que les tira ojos de pez globo. Me parece muy de instituto muggle, pero al fin y al cabo hablamos de Malfoy. 
  • Cuando en el original Harry lanza la bengala, se comenta que la intención era que aterrizase en el caldero de Goyle; en la traducción se plantea como un resultado casual. 
  • He leído por ahí que es posible que Dumbledore le pidiera a Snape que echara un vistazo al club de duelo para evitar que la cosa se saliese mucho de madre. Me parece una precaución razonable, aunque quizá hubiera sido mejor con otro profesor.
  • El conjuro de desarme, Expelliarmus, viene del verbo inglés expel, que significa expulsar, y armus, la forma de dativo de la palabra latina arma, que significa brazo. Por tanto, "expulsar del brazo".
  • El conjuro de la risa, rictusempra, viene de rictu y sempra, las palabras latinas de las que provienen las españolas risa y siempre, respectivamente, dando como significado "risa eterna".
  • En cuanto al conjuro de las piernas danzantes, tarantallegra, viene de la tarantella, una danza italiana que tradicionalmente se bailaba frenéticamente para sudar las toxinas de una picadura de tarántula (aunque en realidad la picadura venenosa era de viuda negra); el resto del conjuro puede venir de allegro, un término italiano para la música rápida, y leg, pierna en inglés. 
  • El conjuro anticonjuros, el finite incantatem, viene de las palabras latinas finire, que significa terminar, e incantationem, encantamiento. 
  • Finalmente, el conjuro invocador de serpientes serpensortia viene de serpens, serpiente, y de ortis, el participio de pasado del verbo latino oriri, que significa crear.
  • La mirada de Snape tras ver a Harry hablar pársel se puede interpretar de muchas formas; en ese momento no sabía que Harry era un horrocrux, así que no podía conocer la razón. Hmmm.
  • En el original, Ernie dice que el comentario de Justin sobre su ascendencia muggle no es el tipo de cosas que se dicen con el heredero de Slytherin suelto; no menciona que Harry sea el heredero, no en ese punto de la conversación. 
  • ¿Cómo pudo Ginny atacar a Justin y a Nick? Se supone que debería estar en clase, las únicas clases suspendidas aquel día fueron las de Herbología.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Premio Liebster


La Biblioteca de Rachel me ha vuelto a nominar a este premio, así que estoy obligado contractualmente (es broma, lo hago encantado XD, muchas gracias) a responder a sus preguntas. Las bases son las siguientes:

- Agradecer y seguir al blog que te ha nominado.
- Este mismo blog te hará once preguntas, que debes responder.
- Tú debes nominar a otros once blogs que tengan menos de 200 seguidores.
- Avisar a los blogs que has nominado de que les has nominado.
- Redactar once preguntas nuevas para que respondan tus nominados.
(Puedes realizar esta iniciativa sin ser nominado y continuar con la cadena por tu cuenta)

Las preguntas que ha propuesto La Biblioteca de Rachel son:

1. ¿Por qué creaste tu blog?

Ésta pregunta ya la respondí la última vez; como parte del Proyecto Potter quería aportar a los fans españoles de la saga mis descubrimientos a la hora de releerla en inglés, y cualquier excusa es buena para volver a leer Harry Potter, je je. En un futuro me gustaría ampliar el blog a otras cosas, pero de momento es básicamente eso.

2. ¿Hay alguna adaptación cinematográfica que prefieras antes que su novela?

A riesgo de que me acribillen algunas personas, prefiero la saga cinematográfica de El señor de los anillos a las novelas; para mi gusto los libros pecan de exceso de descripciones, son cosas que quedan mejor vistas que descritas y las películas se benefician mucho de eso con sus espectaculares paisajes. Con esto no quiero decir que las novelas sean malas, en absoluto; es sólo que creo que sería mejor ver primero las películas y después leer los libros en este caso, para apreciar bien la obra de Tolkien y conocer los elementos que no se llegaron a filmar en las películas.

Por supuesto, aquí no incluyo la saga cinematográfica de El hobbit; el libro es muchísimo mejor que las tres películas juntas, en mi opinión.

3. ¿Cuál es el último libro que has leído? ¿Te gustó?

No hace mucho terminé un libro de novela policíaca, Misterio en primera clase, de José María Guelbenzu. No puedo decir que me gustara; he leído varias de sus novelas policíacas porque la protagonista es una jueza y eso me parece interesante, pero el personaje no está bien aprovechado y las tramas no son especialmente inspiradas; aun así sigo leyendo las novelas de este personaje que hay escritas, porque me gustaría que en alguna hubiera una buena trama que desarrollase bien a este personaje, porque creo que tiene mucho potencial. Soy así de masoca, je je.

4. ¿Qué género aborreces?

La respuesta depende de lo que hablemos exactamente; si hablamos de literatura en general contestaría que la poesía, sin duda; con pocas excepciones (Bécquer, Garcilaso) no la entiendo y no me gusta nada. Si nos centramos más en la novela, es más difícil; creo que escogería la novela sentimental. Me gusta leer sobre relaciones, pero en mi opinión basar una novela sólo en una relación sentimental es bastante peñazo, sobre todo por las típicas trampas a las que muchos autores recurren para darle algo de vida a la cosa (rivales amorosos, separaciones por trabajo, etc.).

5. ¿Cuál es tu cuento/relato favorito?

Me encantan los cuentos y relatos; tengo muchos favoritos, pero si tengo que quedarme con alguno en particular creo que escogería ¡Adiós, Cordera! de Clarín. Es un cuentecito muy bonito y muy triste a la vez. Hay otro que me hace mucha gracia llamado Por falta de ortografía, de Carlos Rubio, pero no lo cuento como mi favorito porque no está publicado (aún. Estoy trabajando en ello).

6. ¿Te gustan las ediciones firmadas por su autor?

Por supuesto. Entre mis tesoros hay dos tebeos de Mortadelo firmados por Francisco Ibáñez con un dibujo suyo (ya sé que los tebeos y comics pueden no considerarse literatura, pero esa es otra cuestión). En todo caso, opino que tiene mucho más valor llegar conocer al autor cuya obra te ha gustado y que te firme un ejemplar que ya has leído a comprar uno ya firmado o adquirirlo en la firma de libros para que el autor lo firme y leerlo después, o incluso no leerlo y tenerlo sólo por coleccionismo.

7.  ¿Sobre qué novela te gustaría que hicieran una serie o película?

Esta pregunta tiene mucha gracia; precisamente hace unos días se anunció que iban a hacer una serie de anime de la saga de novelas gráficas Ace Attorney, pero no es una novela en el sentido estricto de la palabra. Me gustaría que siguieran filmando la saga de Las Crónicas de Narnia, pero va a estar difícil.

8. ¿Qué opinas sobre el extendido rumor de que los jóvenes no leen clásicos, excepto Jane Austen?

Para empezar, reconozco que no sabía que los jóvenes leyeran a Jane Austen; yo nunca he leído nada suyo. Dejando eso a un lado, en mi opinión es cierto, y creo que la causa es el tratamiento que se hace de los clásicos en la enseñanza; muchas veces quedan como un mero comentario que el alumno debe estudiar, o una lectura obligada que el estudiante aún no puede apreciar del todo, llevando a un rechazo generalizado hacia las obras antiguas.

En cambio, leyendo obras más sencillas y entretenidas, como el Lazarillo, o fragmentos escogidos de obras como el Quijote, creo que se conseguiría captar el interés del alumno. En todo caso, creo que mientras se lea una obra no importa si es moderna o clásica; muchas veces los clásicos están sobrevalorados, y lo importante es leer y sacar algo de cada lectura.

9. Un blog literario que te gustaría recomendarnos por su gran calidad.

Uno que visito con frecuencia es La torre del nigromante. En él no solo hay reseñas de libros, sino también de películas, series, anime, manga y videojuegos. En general su administrador Éter es muy imparcial y siempre respalda sus opiniones con argumentos razonados, algo que yo respeto mucho.

10. ¿Te gusta coleccionar merchandising literario?

No es que no me guste, pero no suelo comprar merchandising en general; incluso en el caso de Harry Potter las cosas que tengo las compré hace poco. En el caso de la literatura se me hace más difícil pensar en merchandising, lo veo algo más propio de series o cine. Me gusta comprar libros de aspecto curioso o de aspecto antiguo, pero poco más.

11. Además de blogs, ¿consumes vídeos de booktubers? Si es así, ¿nos podrías recomendar alguno?

Pues me temo que no me gustan las reseñas en vídeo; prefiero leer historias antes que oír al reseñador contándomelas, no sé, me parece mejor verlo escrito, me siento incómodo escuchando o viendo una grabación. Por tanto, me temo que no puedo recomendar a nadie.

Ahora, las preguntas que propongo yo:

1. ¿Miras tu blog todos los días, de vez en cuando o sólo cuando vas a publicar una entrada nueva?
2. ¿Prefieres leer novelas cortas (menos de 100 páginas) o más largas?
3. ¿Crees que los cómics/tebeos/manga se pueden comparar a las novelas y cuentos? ¿Por qué?
4. ¿Has leído algo que no planeas reseñar nunca? ¿Por qué?
5. ¿Crees que es importante mantener las normas de ortografía al comunicarse por las redes sociales (Facebook, Twitter, Wattsapp, etc.)?
6. ¿Opinas que los cuentos y las novelas están al mismo nivel? ¿Por qué sí o no?
7. ¿Hay algún autor al que irías a ver a una firma de libros fuera de tu ciudad, expresamente viajando para ello?
8. ¿En qué te basas a la hora de decidir leer un libro y reseñarlo? Temática, autor, recomendaciones...
9. ¿Lees de forma distinta un libro si sabes que lo vas a reseñar al terminar?
10. ¿Solo lees en español o te gusta leer en algún otro idioma?
11. ¿Sueles ir al teatro? ¿Cuándo fue la última vez?

Y ahora mis nominados:

1. Ángeles en la lectura
2. La estantería de Cho
3. La hora falsa
4. Frikilóloga
5. De todo un poco
6. Una pareja friki
7. Quien se quiera apuntar a hacerlo
8. No sé si está permitido, pero me gustaría que La Biblioteca de Rachel contestase a alguna de las preguntas aunque sea en los comentarios, si quiere, claro.

¡Espero que os gusten mis respuestas! ¡Chao!



lunes, 14 de septiembre de 2015

Capítulo 10: La bludger loca

En el décimo capítulo de La cámara secreta, Harry y sus amigos ponen en marcha su plan para pillar a Malfoy, pero Harry va a tener que enfrentarse primero a él en quidditch, con una complicación añadida.

Como era de esperar, Harry, Ron y Hermione acuden al profesor Lockhart para obtener la autorización que necesitan; lo mejor es que Hermione se inventa una historia para al menos dar la impresión de que la necesitan para clase, pero no hacía ninguna falta; Lockhart es así de estúpido.

Una vez con el manual e instalados en el baño de Myrtle la llorona para tener intimidad, Hermione calcula que les hará falta un mes para completar la poción; eso deja sitio para que la trama avance por otros lados mientras tanto. Para empezar tenemos al fin el tan esperado encuentro de quidditch entre Gryffindor y Slytherin.

Aunque en principio la superioridad técnica de Slytherin les da ventaja, Gryffindor puede aprovecharse de que Malfoy no tiene tanta experiencia como buscador ni demasiado talento, además de su tendencia a vacilar y perder la concentración. Sin embargo, esto significa que Harry carga aún con más responsabilidad de lo normal, y por eso la bludger loca es un problema tan grave.

La verdad, me parece que las normas del quidditch son muy fastidiosas; no se pueden hacer cambios, incluso si un jugador se lesiona, y aunque puedes hacer paradas tácticas, como sucede en este capítulo, si pides parar el partido. incluso por un problema obvio que dificulta el juego, se considera que has perdido por abandono. Este tipo de normas sólo crean problemas y complicaciones, aunque desde luego vienen bien para crear drama. Rowling dijo una vez que no le gusta escribir partidos de Quidditch porque le cuesta encontrar una forma de hacerlos originales, de ahí que recurra a estos trucos.

Finalmente, Harry consigue atrapar la snitch gracias a que Malfoy perdió el tiempo burlándose y no la vio cuando la tenía al lado. Sin embargo, para poder conseguirlo Harry recibe el impacto de la bludger loca en el brazo y se lo rompe, y el burro de Lockhart agrava la situación al hacerle desaparecer los huesos del brazo en vez de arreglárselos. Menuda bronca le tuvieron que echar en la sala de profesores después.

Mientras se recupera en la enfermería Harry recibe la visita de su gran amigo Dobby, que revela que fue él quien hechizó la bludger para que solo persiguiera a Harry, pero no para matarle, no, sólo para mutilarle o herirle de gravedad y que le enviaran a casa, donde estaría a salvo. Ejem. Ah, y también fue él quien bloqueó la barrera en el andén nueve y tres cuartos. Qué grande es este Dobby.

Está claro que los elfos domésticos tienen una magia muy poderosa, y si no tuvieran una naturaleza tan subsirviente serían una de las razas más influyentes del mundo mágico. Por otro lado, quizá sean tan poderosos por esa naturaleza, algo así como con los genios que sólo pueden usar todo su poder mediante deseos de sus amos. Esto es pura especulación personal, no os lo toméis como cierto, pero es una posibilidad.

Dobby también cuenta cómo podría ser liberado (si no pueden darle nada de ropa a Dobby, ¿eso significa que los Malfoy tienen que lavarse su propia ropa? Guay), y la verdad es que es difícil enfadarse con él. Es un elfo que ha visto cómo los de su raza han podido alcanzar una mejor vida gracias a la caída de Voldemort, y aunque él no haya podido conseguirlo, hará todo lo que pueda para evitar que los demás pierdan lo que ya han ganado. Loable, aunque sus métodos sean un tanto bruscos.

Finalmente, resulta que esa noche se ha producido otro ataque, esta vez sobre una persona, Colin Creevey, también petrificado en vez de asesinado gracias a su manía de mirarlo todo a través de su cámara. Hablando de cámaras, el hecho de que hayan atacado a un hijo de muggles parece confirmar que la Cámara de los Secretos ha sido realmente abierta, y según Dobby y Dumbledore ya había pasado antes.

¿Quién la abrió antes? ¿Cuándo fue? ¿Quién la ha abierto ahora? ¿Será Malfoy? ¿Cómo petrifican a los estudiantes? ¿Qué son esas voces que sólo Harry puede oír? ¿Y qué sabe Dobby de todo esto y por qué lo sabe? Demasiadas preguntas, y todas tendrán su respuesta. ¡Nos vemos!

Observaciones y curiosidades:
  • En el original es Harry quien comenta que Lockhart ni ha mirado el libro que sale en la autorización, no Hermione. 
  • Por alguna razón en la traducción se les olvida que en el quidditch la puntuación es en decenas, y Lee comenta que van seis a cero en vez de sesenta a cero. 
  • Irónicamente, la captura accidental de la snitch que describe Harry es una jugada oficial llamada Giro de Plumpton, en la que el buscador hace un giro brusco para colar la snitch en su manga. Su nombre viene del jugador de los Tutshill Tornados Roderick Plumpton, que realizó esta jugada una vez y afirmó hasta su muerte que no fue accidental.
  • En el original, Fred no le dice a Harry que la bludger le va a partir en dos, sino que le va a volar la cabeza. 
  • La pregunta burlona de Malfoy a Harry sobre si está practicando para el ballet tiene mucha más gracia con esto: 
  • Esto es otra especulación, pero puede ser que Ginny se enterara de que Colin iba a ir a ver a Harry, y a Ryddle se le ocurrió aprovechar la situación. Al fin y al cabo, que le atacasen en ese momento sugiere que sabían que iba a estar allí, porque a esas horas no suele haber nadie por los pasillos. 
  • La frase final de Dumbledore sugiere que siempre supo que Ryddle fue quien abrió la cámara cincuenta años antes, pero nunca pudo probarlo; por eso no se explica cómo puede alguien volver a abrirla. 
  • Me da mucha pena que Colin se librara de la muerte esta vez, para terminar muriendo en la Batalla de Hogwarts en Las Reliquias de la Muerte. Encima nunca supimos cómo ocurrió. Joder.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Capítulo 9: La inscripción en el muro

En el capítulo 9 de La Cámara Secreta, Harry y sus amigos se ponen en marcha para averiguar lo que está pasando en Hogwarts, empezando por averiguar qué es esa Cámara de los Secretos.

Tengo que darle puntos a Dumbledore cuando los merece; a la vista de la situación, hizo lo que debía: se llevó a un lugar privado a los implicados, aseveró la situación con calma y sacó una conclusión razonable basada en los hechos. Es mucho más de lo que se puede decir de Snape y Filch.

En lo que respecta a Snape, su "sutil" comentario de echar a Harry del equipo de Quidditch justo antes del partido contra Slytherin habla por sí solo. Las acciones de Filch son un poco más comprensibles, pues está claramente dolido por lo que le ha pasado a su gata y tiene reciente su encontronazo con Harry por lo de Embrujorrápid.

En estas circunstancias es cuando conocemos el término squib, que es un hijo de magos que no posee poderes mágicos. Por su personalidad, es difícil sentir pena de Filch, pero los squib no dejan de ser ciudadanos de segunda en el mundo mágico; sus opciones de vida son o afrontar vivir en el mundo mágico sin magia o tratar de integrarse en el mundo muggle. El caso de Filch se agrava por tener que ver cada año a niños que sí han tenido la suerte de poder usar la magia y pueden aprender a usarla. Es duro, si bien no por eso va a resultar más agradable.

Como es lógico, el ataque es la comidilla del colegio en los días siguientes, y todos intentan averiguar cosas sobre la Cámara de los Secretos. Hoy día miraríamos en Google y listo, pero en esa época (y en el mundo mágico) tenías que ponerte a buscar en montones de libros hasta dar con lo que buscaras, y es difícil cuando no sabes exactamente lo que quieres.

Hermione sí sabe lo que busca y dónde encontrarlo, pero no recuerda los detalles y los libros que necesita ya están cogidos (¿a quién no le ha pasado alguna vez?). Su solución es preguntar al profesor Binns, lo que nos permite echar un vistazo a cómo son las clases de Historia de la Magia, algo que me encanta.

He tenido algunos profesores de Historia (historia real no mágica, tristemente), y algunos cometían el error del profesor Binns: leer, que no narrar, acontecimientos que podrían ser interesantes pero que en su monotonía convierten en un cuento aburrido y soporífero. En el momento en que Binns empieza a narrar una historia que causa interés toda la clase está pendiente de sus palabras, para su sorpresa.

De la historia que cuenta Binns Harry y los otros consiguen sacar los detalles básicos: Slytherin construyó una cámara en algún lugar de Hogwarts, en la que descansa un monstruo que sólo él y su heredero pueden controlar, y que este heredero echará contra los nacidos de muggles que estudian en Hogwarts.

Con estos datos, los chicos evidentemente sospechan de Malfoy: está claro que por lo menos sabe algo que no cuenta, y para sacárselo deciden echar mano de la poción multijugos, una complicada poción que dará mucho de sí por su capacidad para transformar a una persona en otra temporalmente. Sin embargo, para poder acceder al manual, que está en la sección restringida de la biblioteca, necesitan el permiso firmado de un profesor lo bastante tonto como para no darse cuenta de lo que pretenden hacer. ¿Quién podría servir?

Observaciones y curiosidades:
  • En el original cuando Lockhart ofrece su despacho no está asustado, sino interesado y emocionado.
  • Cuando Harry se sentía como si Dumbledore le mirara con rayos X, probablemente el director estaba usando la legeremancia para averiguar lo sucedido.
  • ¿Qué usó Ginny para pintar la pared, si un detergente mágico no puede quitarlo? ¿Habrá algún conjuro para impedir que se pueda borrar algo escrito?
  • En el original Harry puede ver que al profesor Binns le desconcierta ver que todos le prestan atención; en la traducción es a Harry al que le extraña por alguna razón. 
  • En el original Binns no llama a Parvati Patati, sino Pennyfeather.
  • Esta es la primera aparición de las arañas, que siempre andan cerca cuando se produce un ataque. Me figuro que Aragog sintió la presencia del basilisco y las envió a investigar.